Simón Zerpa Delgado deja la presidencia del Banco Bicentenario tras rumores sobre manejos financieros y su supuesto papel en la detención de Alex Saab

Compartir

El pasado 28 de agosto de 2023, el presidente Nicolás Maduro anunció una serie de cambios en su gabinete ministerial, entre los que destacó la remoción de Simón Zerpa Delgado como presidente del estatal Banco Bicentenario, cargo que ocupaba desde septiembre de 2020. Zerpa Delgado, quien había sido ministro de Economía y Finanzas entre 2017 y 2020, fue sustituido por Sergio Julio Lotartaro Tovar, según la Gaceta Oficial Nro. 6.764.

La salida de Zerpa Delgado del Banco Bicentenario se produjo en medio de rumores sobre su supuesta participación en la delación y captura del empresario colombiano Alex Saab, señalado por Estados Unidos como testaferro de Maduro y extraditado desde Cabo Verde en 2020. También se le ha relacionado con operadores financieros que habrían ocupado el espacio dejado por Saab, como David Manuel Pita Bracho, representante legal de la empresa Bancasa AG y del Zaman Bank JSC, ambos involucrados en denuncias de corrupción y lavado de dinero.

Un hijo protegido

Simón Zerpa Delgado es hijo de Iván Zerpa Guerrero, un diplomático chavista que fue secretario de la Asamblea Nacional venezolana por más de cinco años, antes de ser nombrado embajador de Venezuela en China en 2013 y cónsul de Venezuela en La Habana, Cuba, en 2020. Gracias al amparo y la influencia de su padre, Simón Zerpa ha ocupado importantes cargos en el ámbito financiero del gobierno venezolano, aunque también ha sufrido algunos traslados a responsabilidades de menor relevancia.

Iván Zerpa Guerrero

Entre los cargos que ha desempeñado Simón Zerpa se encuentran: director externo y vicepresidente de Finanzas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), gobernador alterno ante el Banco Interamericano de Desarrollo por Venezuela, presidente del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), viceministro de Inversión para el Desarrollo del Ministerio para la Economía, Finanzas y Banca Pública, presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) y representante de Venezuela del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).

Simón Zerpa también ha mantenido una estrecha relación con figuras claves del oficialismo, como Tareck El Aissami y Delcy Rodríguez. Al asumir la presidencia del Banco Bicentenario en septiembre de 2020, afirmó que lo haría con máxima lealtad y compromiso, para consolidar la entidad financiera como una herramienta al servicio de las comunas y la clase obrera. Sin embargo, su gestión al frente del banco duró casi tres años y terminó con su remoción por parte de Maduro.

Un supuesto traidor

Luego de la detención de Alex Saab en Cabo Verde en junio de 2020, algunas voces señalaron a Simón Zerpa como uno de los supuestos responsables de haber filtrado la ubicación del empresario colombiano para que Estados Unidos gestionara su captura. Saab era considerado como el principal operador financiero del gobierno venezolano y estaba acusado por Estados Unidos de lavar más de 350 millones de dólares a través del sistema financiero estadounidense.

Según estas versiones, Simón Zerpa habría actuado por ambición, buscando, junto a otros personajes, quedarse con el control de negocios financieros manejaba Saab. Sin embargo, estas acusaciones no han sido confirmadas ni desmentidas por ninguna fuente oficial.

Un supuesto sucesor del barranquillero

A Simón Zerpa también se le ha vinculado con David Manuel Pita Bracho, un empresario que ha sido denunciado por diputados venezolanos ante autoridades estadounidenses por hechos de corrupción y lavado de dinero relacionados con el gobierno venezolano. Pita Bracho es el representante legal de la empresa Bancasa AG, con sede fiscal en Suiza, y ha estado vinculado con el Zaman Bank JSC, ubicado en Kazajistán.

Bancasa AG recibió años atrás el contrato de asesoría de los bancos oficiales venezolanos, Banco de Venezuela y Banco Bicentenario, para el manejo y administración de los puntos de venta de dichas entidades. Sin embargo, algunas denuncias han dicho sospechar que la empresa pudiera ser una fachada para realizar operaciones irregulares y legitimar capitales provenientes de actividades delictivas. El Zaman Bank, por su parte, ha sido denunciado en varias ocasiones ante el Banco Central de Kazajistán por llevar a cabo operaciones fuera de la cámara de compensación.

Pita Bracho también ha tenido el control de fondos que se encontraban en un banco de capital venezolano en Curazao, asociados a bonos de la deuda externa venezolana por un valor de 800 millones de dólares, que fueron rematados por apenas 90 millones, lo que significó una pérdida de 700 millones para el Estado venezolano.

Se ha afirmado que Pita Bracho y sus socios, con supuesto conocimiento de Zerpa, fueron quienes delataron al barranquillero Alex Saab para que fuera arrestado en Cabo Verde en 2019, con el interés de ocupar su espacio como operadores financieros del gobierno venezolano. Sin embargo, pese a las denuncias formuladas por diputados venezolanos, las autoridades estadounidenses no han actuado contra Pita Bracho, quien viajaría por distintos lugares del mundo, manejando cantidades astronómicas del Estado venezolano, según algunos expertos, en posible evasión de sanciones.

Preguntas sin respuestas

La remoción de Simón Zerpa del Banco Bicentenario ha generado muchas interrogantes sobre su futuro político y su papel en el entramado financiero venezolano. ¿Qué motivó su salida del cargo? ¿Qué relación tiene con Alex Saab y David Pita Bracho? Estas son solo algunas de las preguntas que aún no tienen respuestas claras y que podrían revelar aspectos clave sobre las finanzas estatales de Venezuela.


 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS