Ordenan detención de José Rodríguez Álvarez, empresario español acusado de estafar en Venezuela a socios del Hesperia WTC Valencia

Compartir

El Tribunal de Primera Instancia de Control del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, a solicitud del Ministerio Público, ha emitido una orden de aprehensión contra el empresario español José Rodríguez Álvarez, expresidente de Hesperia WTC Valencia. Esta acción se enmarca en una investigación por diversos delitos relacionados con la administración del hotel durante su gestión.

La orden de aprehensión, decretada el 20 de mayo, también se extiende a su hijo, Marcos Rodríguez, y otros asociados. Las autoridades señalan presuntas irregularidades fiscales, financieras y de control interno, que habrían generado un daño patrimonial de más de 5 millones de dólares en detrimento de los socios del hotel. Estos actos ilícitos se habrían producido durante los últimos dos años de la gestión de Rodríguez Álvarez.

Investigación y hallazgos preliminares

Según las pesquisas, Rodríguez Álvarez habría abusado de la confianza depositada en él para la administración del hotel, implementando medidas irregulares sin el conocimiento de los accionistas mayoritarios. Supuestamente, informaba que el activo no generaba ganancias ni dividendos, mientras realizaba manejos irregulares mediante un entramado de empresas de su propiedad, las cuales fungían como proveedores exclusivos del hotel sin la aprobación de la Junta Directiva.

Se han identificado prácticas de sobrefacturación, sobreprecios y otras inconsistencias financieras que beneficiaron económicamente a Rodríguez Álvarez. Asimismo, solo se declaraban algunos ingresos de la compañía, mientras que otros no se registraban, afectando negativamente a los socios y presentando una falsa imagen de la rentabilidad del hotel.

Las investigaciones también han revelado que, en dos años, se otorgaron más de un millón de dólares en gratuidades no autorizadas, en servicios de banquetes, habitaciones, y alimentos y bebidas, utilizados para sus relaciones públicas y judiciales. Este hecho no contó con la aprobación de la Junta Directiva, evidenciando un uso indebido de los recursos de la empresa.

Amenazas y manipulación judicial

Rodríguez Álvarez, a través de sus abogados, habría accedido a diversos juzgados desde octubre de 2023 para realizar ataques judiciales contra los propietarios mayoritarios, intentando sembrar temor y continuar apropiándose de los activos de los otros socios tras su salida de la presidencia. Además, habría lanzado amenazas indicando su control sobre organismos policiales y militares, con la intención de evadir la justicia.

Rodríguez Álvarez, quien ya había sido detenido anteriormente por estafa, se encuentra actualmente prófugo junto a su hijo. Las autoridades esperan efectuar detenciones en las próximas horas como parte de las acciones vinculadas a este caso.

José Rodríguez Álvarez, el empresario español acusado de convertir en Venezuela al Hotel Hesperia WTC Valencia en un feudo personal plagado de ilegalidades

 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS