Testigo relata cómo se gestó la estafa del Banco Occidental de Descuento y cómo luego el banquero Victor Vargas Irausquín huyó de Venezuela llevándose cientos de millones de dólares de los ahorristas del BOD

Compartir

El Banco Occidental de Descuento (BOD) fue uno de los bancos más grandes y poderosos de Venezuela, hasta que se descubrió que su presidente y accionista principal, Víctor Vargas, había perpetrado una de las mayores estafas bancarias de la historia del país, con el silencio cómplice de funcionarios estatales.

Según el relato de @HeverCastroB, un usuario de Twitter que fue testigo y estuvo a punto de ser víctima de la estafa, Vargas diseñó un plan para atraer a miles de clientes del BOD a abrir cuentas en el Banco Orinoco de Curazao, una filial del BOD en el exterior. Estas cuentas ofrecían dólares a una tasa inferior a la paralela, intereses muy altos y la posibilidad de ahorrar en un paraíso fiscal.

Sin embargo, todo era una trampa. Los clientes que abrieron estas cuentas no pudieron retirar su dinero después de los seis meses que duraba el plazo fijo. Algunos tuvieron que pagar comisiones exorbitantes a ejecutivos del BOD para poder sacar parte de su dinero, pero otros más de 15 mil quedaron atrapados en un corralito financiero.

Vargas se había llevado el dinero de los ahorristas con su autorización, aprovechando el control cambiario y el desespero de los venezolanos por obtener divisas. Al hacerlo en otro país, evitó que las autoridades venezolanas pudieran actuar contra él, ya que el delito quedaba en otra jurisdicción. Además, contaba con la protección de funcionarios estatales, luego de haber servido como intermediario financiero y lavador de dinero para muchos de los llamados boliburgueses.

Finalmente, en el año 2022, Vargas vendió el BOD al Banco Nacional de Crédito (BNC) con la aprobación de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (SUDEBAN) y del gobierno venezolano. Se fue al extranjero con más de 1000 millones de dólares, de los que despojó a sus clientes, mientras sigue viviendo como un rey sin enfrentar ninguna consecuencia.

Las autoridades de Curazao intervinieron y liquidaron el Banco Orinoco sin imputaciones, y las autoridades venezolanas tienen el caso engavetado en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Los estafados siguen esperando justicia y recuperar su dinero siete años después.

Esta es la historia de una de las tantas estafas bancarias impunes que han sucedido en Venezuela.

 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS