Las denuncias sobre corrupción judicial en Venezuela que salpicaron a Banplus y recordaron el papel del banco en el mercado paralelo de divisas

Las denuncias sobre corrupción judicial en Venezuela que salpicaron a Banplus y recordaron el papel del banco en el mercado paralelo de divisas

Compartir

En el año 2018, se conoció un caso de corrupción judicial que involucraba a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, a un grupo de empresarios y a la entidad bancaria Banplus. El escándalo salió a la luz por denuncias en redes sociales que revelaban las irregularidades cometidas por estos actores para favorecer a imputados por delitos de legitimación de capitales.

El papel de Banplus en el mercado negro de divisas

Según las investigaciones, Banplus era el banco utilizado presuntamente por el empresario Raúl Gorrín, su socio y cuñado Gustavo Perdomo y sus aliados para recibir los bolívares que obtenían de la venta ilegal de dólares provenientes de la estatal petrolera Pdvsa. Estos dólares eran vendidos en el mercado paralelo de divisas en Venezuela, generando una distorsión cambiaria que afectaba la economía del país.

Según las denuncias, Gorrín y Perdomo disponían de una red de influencias en el TSJ, que les permitía manipular las decisiones judiciales a su conveniencia. Uno de sus operadores era Nelson Mejías, exfiscal del Ministerio Público, quien fue destituido de su cargo y luego nombrado como coordinador en el TSJ, supuestamente por intercesión de los empresarios. Mejías, según se denunciaba en las redes sociales, se encargaba de ordenar a fiscales que sobreseyeran las investigaciones a los aliados de Gorrín, a pesar de que estos presentaban movimientos bancarios sospechosos en Banplus.

La esposa de Mejías y los acuerdos económicos con los abogados

Otra pieza clave en la trama de corrupción, según se denunciaba entonces, era Perla Janice Jaimes Jorge, esposa de Mejías y abogada de profesión.

Jaimes se dedicaba a contactar a los abogados de causas importantes que se manejaban en la Sala de Casación Penal del TSJ para supuestamente ofrecerles acuerdos económicos a cambio de fallos favorables a los imputados. Los montos que exigía en dólares eran exorbitantes. Una vez que los abogados aceptaban las condiciones, se instruía a los jueces para que emitieran las sentencias con criterios distorsionados y oscuros.

Esta fue una de las tantas denuncias sobre corrupción en el TSJ que se hicieron públicas en 2018.



Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS