Futbolista brasileño Dani Alves recurre a nuevos abogados en España para intentar zafarse de caso en su contra por violación

Futbolista brasileño Dani Alves recurre a nuevos abogados en España para intentar zafarse de caso en su contra por violación

Compartir

El exfutbolista del Fútbol Club Barcelona Dani Alves, en prisión desde el viernes acusado de violación, ha cambiado definitivamente de abogado. Desde ahora, confiará su futuro al despacho del letrado Cristóbal Martell, quien ya ha defendido a personajes conocidos como la familia Pujol o el extesorero del PP Álvaro Lapuerta, entre otros. También a otros astros del balón como Leo Messi. Así lo ha comunicado la que hasta ahora venía ejerciendo la representación del presunto agresor sexual, Miraida Puente Wilson.

La ya exabogada de Alves explica que ella venía prestando servicios en sus sociedades y empresas y que le asesoró en las primeras horas. Añade que fue el investigado quien acudió a ella para manifestar su voluntad de declarar ante la Policía. Lo que no se esperaba ni el futbolista ni su familia es la batería de pruebas que pesaban contra él y el contundente testimonio de su víctima. A lo largo de este proceso, Alves ha ofrecido distintas versiones de lo sucedido, lo que pone en duda su credibilidad, revelaron Alejandro Requeijo y Beatriz Parera en El Confidencial.

En un primer comunicado afirmó que ni siquiera la conocía y que apenas estuvo un rato en la discoteca Sutton de Barcelona donde se cometieron los hechos denunciados. Actualmente, la versión del jugador es que la relación sexual mantenida en un pequeño baño situado junto a la zona vip del local fue consentida. La denuncia, en cambio, dice que el jugador abofeteó a la víctima, trató por la fuerza que le hiciera una felación y después la violó. Todo ello en un tiempo de unos 15 minutos. Nada más salir, la víctima denunció los hechos y la discoteca avisó a la Policía dentro de un protocolo establecido para agresiones sexuales. / Más en El Confidencial

Vida lujosa

Bailes, recetas, paseos, outfits originales. Dani Alves siempre ha estado conectado con el público más allá del fútbol. Con un carácter abierto y bromista, solía ser la salsa del vestuario, sobre todo en su primera temporada en el Barça (del 2008 al 2012).

En aquellos tiempos felices, el defensa brasileño coincidió con Leo Messi, con quien entabló una intensa relación, hasta el punto de que el astro argentino llegó a calificarlo como su «mejor amigo». Ahora, en prisión comunicada sin fianza, acusado de agresión sexual con violencia, todos esos días felices quedan muy lejos, reveló Silvia Taulés en El Confidencial.

De Alves destacaba siempre su perfil diferente, que sobresalía del resto porque su imagen estaba alejada del clásico futbolista algo taciturno y poco dado a dar titulares. Sus bailes y bromas en el campo -y fuera de él- para celebrar la derrota del rival se convirtieron en un clásico que provocó más de un rifirrafe con sus compañeros: Carles Puyol le abroncó alguna vez sobre el césped por no respetar al otro equipo.

Su llegada a Barcelona supuso cierto terremoto en la ciudad, porque salía por sus calles sin complejos. Su querencia por la moda y los looks originales le llevaron, año tras año, a ser uno más en el front row de la pasarela barcelonesa. Era habitual, también en su segundo fichaje blaugrana (de 2021 a 2022), verlo por los bares y clubes de moda en la calle Tuset (en sus reservados). Era asiduo al Sutton, como tantos otros deportistas, aunque, en su caso, el final no ha sido el esperado.

También era muy frecuente encontrárselo de compras por centros comerciales como L’Illa Diagonal con sus dos hijos, muy pequeños entonces, vestidos todos para dejarse ver. Y saludaba a quienes le interpelaban, siempre con simpatía. Fue en la capital catalana donde se divorció de su primera mujer, Dinorah Santana, y la nombró en aquel momento su representante, un papel que sigue jugando en su carrera.

Santana era la mente pensante en la carrera de Alves y así ha seguido tras el divorcio. En la actualidad, es la administradora única de Flashforward Group, una empresa con sede en Sant Just Desvern, municipio pegado a Barcelona, desde donde dirige la carrera de 18 futbolistas.

Cuando se separaron, Alves le compró un pisazo a Santana en una exclusiva urbanización al norte de la ciudad, un fortín en el que vive también ahora el hijo de Neymar. Mientras, él mantuvo el domicilio en Ciudad Diagonal, no muy lejos de la casa de Shakira, aunque mucho menos lujosa.

Hace poco más de siete años, se casó por sorpresa y en Formentera con su nuevo amor, Joana Sanz, una modelo canaria afincada en Barcelona. La maniquí era ya conocida en el mundo de la moda por sus campañas con firmas y revistas conocidas. Aunque su relación con Alves le sirvió para reconvertirse también en influencer, una faceta que disfruta y defiende con pasión.

Sanz permaneció en Barcelona cuando Alves abandonó el Barça por segunda vez el pasado verano con destino a México. Allí debía terminar su carrera, en el Pumas, el club que lo despidió de manera fulminante en el mismo momento en el que la jueza dictó prisión incondicional comunicada. El deportista estaba en Barcelona estos días para apoyar a su mujer en uno de los momentos más duros de su vida. Su madre, María del Carmen, fallecía después de padecer cáncer durante un largo tiempo.

La casa en la que vivieron sus primeros años de pareja es una vivienda de varias plantas, está rodeada de jardín y es bastante accesible. Nada que ver con otras mansiones de la zona, en especial la ya citada exresidencia de Gerard Piqué y Shakira. Es curioso además que, pese a tener varias plazas de garaje, Dani Alves solía aparcar su Audi color naranja en la puerta, lo que facilitaba a los extraños saber si estaba o no en casa. El coche, por cierto, desapareció en cuanto dejó el FC Barcelona, puesto que era un vehículo cedido por el club.

Su relación con la ciudad fue más allá siempre de la inversión inmobiliaria. Además del negocio de representación de deportistas de su exmujer, con quien Alves colaboró en un principio, el futbolista tiene también otra sociedad a su nombre en España. Cedro Esports, en la que Dinorah Santana también tiene participación, es una empresa constituida hace 14 años dedicada a la explotación de derechos de imagen de personajes relacionados con el deporte.

Su sede está en la misma dirección que Flashforward Group -empresa liderada por Santana- y, pese a todo, presenta una actividad mínima en los últimos meses. Cabe recordar aquí que Alves mantiene un contencioso con Hacienda por la cesión de derechos de imagen y apareció en la última lista de morosos por una cantidad de 2,1 millones de euros. / Más en El Confidencial



COMMENTS