El turbio monopolio de «El Inmejorable» en las apuestas hípicas digitales en Venezuela

Compartir

En un contexto donde la economía digital se abre paso entre las tradiciones, Venezuela ha visto un significativo incremento en la operación de casas de apuestas en línea, especialmente en el sector hípico. Un reportaje de la Alianza Rebelde Investiga (ARI) saca a la luz el funcionamiento y las posibles anomalías de este floreciente mercado, supervisado por la Superintendencia Nacional de Actividades Hípicas (Sunahip).

Fue en septiembre de 2013 cuando el gobierno de Nicolás Maduro reconoció el hipismo como deporte nacional, buscando reactivar una industria que años atrás, bajo la administración de Hugo Chávez, fue tildada de «un negocio de la burguesía». Paradójicamente, el Instituto Nacional de Hipódromos (INH), que Chávez dispuso disolver en 1999, hoy promueve las apuestas con un prominente botón en su portal web, sumándose a la lista de plataformas digitales que han obtenido el aval estatal para operar.

El Inmejorable: monopolio de licencias en el ciberespacio hípico

La empresa El Inmejorable se ha convertido en un pilar fundamental de este sector, tras recibir la delegación por parte de Sunahip y el INH para emitir licencias a plataformas dedicadas a las apuestas de carreras de caballo, tanto nacionales como internacionales. La gestión de Antonio “El Potro” Álvarez al frente de ambas entidades ha sido crucial para este proceso, aunque se critica la falta de regulación detallada y supervisión adecuada.

El Inmejorable ha extendido su dominio más allá de la virtualidad, administrando también centros hípicos reales y hasta ofreciendo gastronomía en el hipódromo La Rinconada, en Caracas. El reportaje de ARI destapa que de las 36 licencias otorgadas, seis pertenecen a entidades en jurisdicciones de baja tributación como Malta y Curazao. No obstante, su influencia trasciende lo virtual: controla centros hípicos tradicionales, gestiona sistemas de apuestas, transmite carreras internacionales e incluso regenta un restaurante en el hipódromo La Rinconada. Además, se resaltan conexiones con el casino GOAT, en Las Mercedes, vinculado a la madre de Adrián Velásquez Figueroa, exescolta de Hugo Chávez.

Del declive a la resurrección hípica por la dolarización

Luego de un marcado declive por expropiaciones y restricciones, la industria hípica venezolana ha vivido un resurgimiento gracias a la dolarización económica, ofreciendo a los ciudadanos una alternativa para incrementar ingresos en medio de la inestabilidad financiera. Sin embargo, la revitalización de las apuestas no ha tenido un impacto similar en el mejoramiento de infraestructuras de formación para jinetes, muchos de los cuales han optado por emigrar ante la falta de oportunidades.

La expansión de las apuestas hípicas en línea refleja tanto la adaptación de Venezuela a la era digital como las complejidades de regular un sector en constante evolución. Este fenómeno, marcado por la controversia y el debate, pone de manifiesto los desafíos que enfrenta el país en la búsqueda de un equilibrio entre la tradición y la modernidad.


 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS