Nuevas imágenes muestran el daño ecológico ocasionado por la fiesta en el Tepuy Kusari a la que asistió Osmel Sousa

Compartir

Un video con imágenes aéreas de la zona del Tepuy Kusari donde se llevó a cabo la celebración del cumpleaños del empresario chavista Rafael Oliveros, tomadas al día siguiente de la fiesta, denota el impacto recibido por la zona intervenida para el exclusivo convite, señaló Jaime Garvett en Primer Informe.

Primer Informe recibió de una de sus fuentes comprobadas en Canaima, las imágenes que dan cuenta del momento en el que un grupo de personas están recogiendo los toldos y las carpas que fueron usadas en la fiesta.

En el evento donde se calcula que más de 30 personas pernoctaron en el Tepuy Kusari, se sospecha que se rompieron varias normas y leyes relacionadas al contacto con los milenarios monumentos naturales que enmarcan esta zona.

El video demuestra que se instalaron más de 14 carpas, además de lo que parecen ser dos toldos más grandes. También se puede notar cómo fue limpiado el terreno para la ocasión, de forma presuntamente ilegal y sin tomar en cuenta la flora y fauna biodiversa del tepuy.

Las carpas que se pueden ver en el barrido aéreo, son las mismas que mostró Osmel Sousa, uno de los invitados, en un video que aún permanece colgado en sus redes sociales.

Un informante del portal de noticias venezolano El Pitazo, explicó que el día previo a la celebración del cumpleaños de Olivares, se llevaron a cabo vuelos de helicópteros que llevaron sillas, carpas y otros elementos que sirvieron para la fiesta.

«Y el día del evento en el Kusari se hicieron 14 viajes para subir a los invitados. Salieron desde las 4:00pm desde la pista de aterrizaje de Canaima, durmieron en el tepuy y regresaron a las 7:00am del otro día», dijo la fuente del mencionado medio.

Operadores turísticos de la zona, aclararon que no existen empresas que ofrezcan paquetes para llegar hasta la cima del Kusari, como lo hicieron los invitados que acompañaron a Oliveros. Dicen que las empresas respetan que en la cumbre hay una vegetación protegida y de alta fragilidad.

Un empleado de una empresa turística de la zona, dijo a El Pitazo, que «las únicas personas que en el pasado volaron a ese tepuy en helicóptero fueron la empresa Edelca, cuando hacía mantenimiento al sistema de transmisión que tiene allá arriba -y que ahora está abandonado-, o grupos de expertos para expediciones científicas. Y en cualquiera de los dos casos se tenía que autorizar el ascenso mediante una carta».

Nazario Rosi, un anciano pemón de 63 años, mostró su descontento a la agencia Reuters, por la fiesta organizada por Olivares. «Fue una violación a la naturaleza madre, porque son cerros sagrados e intocables que tradicionalmente hemos cuidado, conservado y respetado de acuerdo con nuestros antepasados».

«Limpiaron las plantas endémicas, lo dejaron (el terreno) limpio como si fuera un patio que se rastrilla«. Lo dicho por Rosi se puede comprobar en el video exclusivo de este artículo.

Otro miembro de la comunidad pemón llamado Gabriel Figueroa, también mostró el sentimiento que invade a la comunidad por el impacto que pudo haber tenido la reunión de más de 12 horas sobre el tepuy Kusari. «Sentimos que cualquier persona que no cumpla con nuestra normativa vulnera ese equilibrio y representa una ofensa. Pareciera que estamos acá como unos animales más o unos sujetos que no pensamos y eso acarrea una sensación de malestar en el pueblo de Canaima».

Por su parte, el representante de la Asociación Civil Kapé Kapé, Armando Obdola, también mostró su rechazo pero dijo que también hay que poner atención sobre la minería ilegal.

«Para hacer cualquier tipo de actividad en esas zonas se tiene que consultar a las comunidades. La fiesta fue una burla, es una falta de respeto hacia los ancestros y hacia los pueblos y comunidades indígenas. Subieron hacia el tepuy sin consulta previa, no son situaciones normales por el daño espiritual según las creencias de los pemones», acotó Obdola.

El viernes 11 de febrero, se dio inicio a la investigación solicitada por el fiscal general del chavismo, Tarek William Saab. Fiscales se hicieron presentes en el lugar, acompañados por el Ministerio de EcoSocialismo.

El Ministerio Público designó al Fiscal 87 Nacional en Defensa Ambiental para investigar los daños causados gracias a la celebración.

La imagen presuntamente refleja los trabajos de investigación iniciados por el Ministerio Público para determinar el daño causado en la cima del tepuy Kusari, después de la fiesta realizada entre el 4 y el 5 de febrero.

Por su parte, el ministro de Turismo, Alí Padrón Paredes, realizó una reunión con el ministro de Ecosocialismo y el presidente de INPARQUES, en la que estuvo presente el empresario Oliveros. Allí anunció el inicio de un procedimiento administrativo sancionatorio contra Oliveros por la fiesta privada ilegal en la cima del tepuy Kusari en Canaima.

Aún no se dio a conocer el alcance que tendrá la sanción y si a Oliveros se le mantendrá la concesión para operar en esta zona al sur de Venezuela. / Más en Primer Informe

 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS