Joselit Ramírez y la Sunacrip como piezas clave en la red que desvió miles de millones de dólares de Pdvsa

Compartir

El periodista Eligio Rojas, en su sección “Tubazos”, reveló cómo la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip) está involucrada en una red de corrupción que desvió recursos públicos de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Esta red está siendo investigada por el Ministerio Público y la Policía Nacional Anticorrupción.

Descontrol financiero y operaciones en efectivo

Según el documento de acusación de la fiscalía, al que Rojas tuvo acceso, la Tesorería de Criptoactivos de Venezuela operó sin cumplir los debidos procesos administrativos y en complicidad con la sociedad mercantil Inversiones Supply, C.A, “existiendo una confusión entre los fondos manejados por estas, realizando así la distracción de recursos públicos”. Además, se registraron “un alto volumen de operaciones en efectivo, cuyo único registro encontrado hasta la fecha es una carpeta de color marrón tamaño oficio con una etiqueta impresa a color donde se lee Tesorería de Criptoactivos de Venezuela, en su interior hojas con transcripción manual donde evidencia la entrega de divisas en efectivo a diversos ciudadanos”.

Comercialización irregular de buques petroleros

El documento también señala que se asignaron buques petroleros a empresas como Pegaso Energy Ag; J&L Solution, S21 Energy Dmcc y Zad Fuel DMCC, por un monto total de 174 millones 148 mil 136 dólares con 51 centavos (USD 174.148.136,51), pero solo se recibieron 99 millones 169 mil 447 dólares con 06 centavos (USD. 99.169.447,06). Esto significa que el Estado venezolano dejó de percibir 74 millones 978 mil 689 dólares con 45 centavos. A esta suma hay que agregar otra derivada de regalos y deudas, que ascendía a 5 mil 470 millones 565 mil 601 dólares con 29 centavos; lo cual da un total de 5 mil 545 millones 544 mil 290 dólares con 74 centavos, según Rojas.

Otras empresas que participaron en estas operaciones irregulares fueron: Walker International Dwc Llc, Metov Textiles, Manjufacturing Ltd, Palacio International Refined Oil Productos, Wamani Tech Fze, Capt Saud Cash, entre otras, muchas de ellas representadas por los acusados. Estas operaciones eran dirigidas por Joselit Ramírez, presidente de la Sunacrip; Rajiv Alberto Mosqueda Fregona, intendente de Minería Digital, y Renny Gerardo Barrientos, adscrito a la Intendencia de Minería Digital, según La Iguana.

Tres células corruptas bajo el mando de Pérez Suárez

La investigación de la Policía Nacional contra la Corrupción determinó que existían tres grandes células en esta red de corrupción, las cuales reportaban al vicepresidente de Comercio y Suministro de Pdvsa, Antonio Pérez Suárez: la primera operaba desde el PH de Pdvsa La Campiña mediante la denominada Unidad de Trabajo Especial; la segunda era controlada por el exdiputado Hugbel Roa; y la tercera era liderada por Joselit Ramírez.

Minería digital irregular

La Policía Nacional contra la Corrupción también inspeccionó 38 personas jurídicas que se dedicaban a la minería digital sin cumplir las normas legales. Rojas agregó que el cerebro detrás de estas granjas mineras estaba en Trujillo, lugar que visitaba frecuentemente el exministro de Petróleo Tarek El Aissami, según testigos.

Empresarios privados implicados

Entre los empresarios privados que aparecen mencionados en la acusación están Álvaro Enrique Pulido Vargas, natural de Colombia, quien habría participado en la comercialización irregular de buques petroleros a través de las empresas Thermen y Walker Internacional. En estas negociaciones también intervino un ciudadano chino llamado Lee Wang, representante de la empresa Zhejiang Heng An Tai Petroleum Engineering CO, LTD. Estas negociaciones se realizaban en dólares, criptomonedas (USDT) y bolívares a través de la cuenta de Banco de Venezuela de la Tesorería de Criptoactivos. Pulido habría recibido un pago en efectivo de 5 millones de dólares por esta actividad.

Ysmer Serrano, el espía

Otro nombre que resalta en la trama vinculada a la Sunacrip es el de Ysmer Serrano, quien ocupó importantes cargos de confianza en el Gobierno Nacional, como vicepresidente Ejecutivo de Pdvsa, vicepresidente de Comercio y Suministro de Pdvsa, director de la CVG Internacional y presidente de Fogade. Según la acusación, Serrano usaba información privilegiada para favorecer a terceros en perjuicio del patrimonio nacional. El propio MP lo califica como un espía.

Entre los hechos que se le imputan a Serrano están los siguientes:

  1. Favorecía a empresas contratistas de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), sin emplear el sistema de auditoría SAP ni los comités de contratación y auditoría, generando un descontrol sobre los cargamentos de petróleo, sus ingresos y las cuentas colectoras de Pdvsa y el BCV, amparándose en la Ley Antibloqueo. Esto afectó la producción petrolera.
  2. Suministraba información privilegiada a la empresa Helsinge, quien a su vez se la suministraba al resto de los operadores petroleros internacionales para que obtuvieran los contratos de exportación y compra de crudo de Pdvsa. Por este espionaje electrónico y otras ventajas les cobraba cuotas mensuales que oscilaban entre 15 mil y 150 mil dólares. Presuntamente entre las empresas beneficiadas estaban: Lukoil, Colonial Oil, Glencore, Vitol y Trafigura.
  3. Desde el año 2020 fue director de Seguros Guayana, empresa que antes de ser intervenida mostraba una situación financiera positiva, con un resultado que ascendía a $184.429,56, pero posterior a la intervención mostró resultados negativos de – $55.713 en el año 2020, -$14.480 en el año 2021 y -$5860 en el año 2022, cifras que representan una importante pérdida para el Estado.

Deuda millonaria por despacho de petróleo

Otra empresa prestadora de servicios de Pdvsa que adeuda una gran suma es Supraquimic C.A., a la que la estatal petrolera le despachó 4 millones 384 mil 286 barriles de petróleo en un mes, entre diciembre de 2020 y enero del 2021. El valor total de ese cargamento fue de 221 millones 366 mil 239 dólares con 30 centavos, dinero que Pdvsa nunca recibió.

Por esta deuda hay un proceso penal abierto contra José Alfredo Llamozas González y Yean Carlos Foliaco Ardila, representantes de Supraquimic C.A., quienes fueron detenidos el 31 de marzo de 2021 en la Torre Sur de Pdvsa, ubicada en Sabana Grande. Se les imputaron los delitos de peculado doloso propio, concierto de funcionario con contratista y asociación; sin embargo, el 2 de julio de 2021 fueron liberados por órdenes de la Sala Especial Uno de la Corte de Apelaciones de Caracas que les otorgó medidas cautelares.

Cifra total del desfalco

Rojas indicó que según los datos obtenidos del documento de acusación del MP, la cifra total del dinero que desapareció de Pdvsa suma al menos 5 mil 771 millones 910 mil 530 dólares con 04 centavos. En este monto no están incluidos los bienes incautados al grupo de 61 procesados por esta megatrama de corrupción.

 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS