Daniel Valero Gutiérrez, CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX) vinculado a casos de estafa y lavado de dinero

Daniel Valero Gutiérrez, CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX) vinculado a casos de estafa y lavado de dinero

Compartir

En el mundo de los negocios, hay personas que destacan por su trayectoria, sus logros y su reputación. Pero también hay otras que generan dudas, interrogantes y sospechas. Ese otro es el caso de Daniel Valero Gutiérrez, el CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX), una empresa que se presenta como la primera y única bolsa de commodities de Venezuela, pero que muestra muchas incongruencias y contradicciones en su perfil comercial y en su propuesta de valor.

Daniel Valero Gutiérrez es un personaje tan misterioso como pintoresco, que se presenta como un experto en commodities, pero que tiene muchas lagunas e inconsistencias en su currículum y en su empresa, además de arrastrar una estela de demandas y acusaciones en su contra, en varios casos por estafa. Su propuesta de valor con CCSCEX no está clara, ni respaldada por evidencias o testimonios verificables. Su trayectoria profesional está plagada de incongruencias y contradicciones, que ponen en duda su credibilidad y su seriedad, reveló Ciudad Gótica News.

¿Qué son los commodities y por qué son importantes?

Antes de entrar en detalles sobre Daniel Valero Gutiérrez y su empresa, es conveniente explicar qué son los commodities y por qué son relevantes en la economía global. Los commodities, o productos básicos, son bienes o productos que se negocian en los mercados financieros y que tienen una calidad y características uniformes e intercambiables entre sí. Estos productos pueden ser materias primas para la producción de otros bienes o productos finales en sí mismos. Algunos ejemplos de commodities son los productos agrícolas (como trigo, maíz, café), los metales (como oro, plata, cobre), la energía (como petróleo, gas natural) y los productos naturales (como madera o algodón).

El comercio y los precios de los commodities afectan a diversas industrias y a la vida cotidiana de las personas, ya que influyen en el costo de los alimentos, los combustibles, los materiales de construcción, los productos electrónicos y muchos otros. Además, los mercados de commodities ofrecen oportunidades de inversión y cobertura contra riesgos de fluctuaciones en precios, mediante el uso de contratos futuros, opciones y otros instrumentos financieros.

¿Qué hace CCSCEX con los commodities?

Según la propia empresa, CCSCEX opera un «ecosistema integral», que incluye una «colaboración colectiva» que permite a los inversores financiar proyectos productivos y startups, y la tokenización de activos bajo la gobernanza del «EXCHANGE Token®». Además, CCSCEX promociona planes de siembra dirigidos supuestamente a financiar a productores agrícolas en Venezuela.

En términos de criptomonedas, un token es una unidad de valor digital que representa ciertos activos o derechos. Los tokens se crean y operan en una cadena de bloques (blockchain) y pueden tener diferentes funciones dependiendo de la plataforma en la que se utilicen.

CCSCEX se define como la «Bolsa de Commodities de Venezuela» en distintas publicaciones y redes sociales, aunque el proyecto se maneja entre la opacidad sobre sus participantes, inversores, qué garantías ofrece a sus clientes, qué transparencia tiene en sus operaciones y qué impacto real tiene en el sector productivo venezolano.

¿Qué investigaciones ha realizado Daniel Valero Gutiérrez sobre los commodities?

Daniel Valero Gutiérrez

Daniel Valero Gutiérrez, el CEO de CCSCEX, afirma haber realizado múltiples investigaciones sobre los commodities en Venezuela, especialmente en áreas como la minería y la agricultura. Sin embargo, no se conoce el contenido completo de esas investigaciones, qué metodología ha sido utilizada, quiénes, además de Valero Gutiérrez, han participado en esas investigaciones o qué instituciones y empresas las han patrocinado o certificado. Lo único que se conoce sobre las investigaciones son artículos con datos muy genéricos, publicados por el propio Daniel Valero.

El perfil profesional de Daniel Valero Gutiérrez está lleno de incongruencias y contradicciones. Por un lado, asegura haber sido postulado al premio Anders Gustaf Ekeberg Tantalum en 2018 y 2019, un prestigioso galardón que se otorga anualmente por la excelencia en la investigación e innovación del elemento tantalio (Ta), un metal raro y estratégico que se usa en diversas aplicaciones tecnológicas. Sin embargo, su nombre no figura entre los científicos e investigadores finalistas del premio en esos años, ni se conoce que cuente con estudios superiores avanzados en alguna de las áreas del conocimiento relacionadas con el tantalio, como ciencias de la computación, ingeniería, ciencia de materiales, metalurgia, estudios ambientales, química, física, ingeniería de semiconductores a nanoescala, ingeniería mecánica, ingeniería biomédica, ingeniería eléctrica y electrónica, y fotónica.

Por otro lado, Valero menciona un reconocimiento por parte de la revista Gerente en Venezuela, según él, en el año 2010, en la edición 24 aniversario de la revista, lo cual significaría que la revista fue fundada en el año 1986. Sin embargo, distintas fuentes consultadas indican que la revista Gerente fue fundada en 1997 por el editor Luis Rodan, en Caracas, Venezuela. Luego la sede de la revista fue mudada a Bogotá, Colombia, desde donde se empezó a publicar la edición impresa en Colombia y versiones online para varios mercados, incluyendo Colombia, Venezuela, Chile, España, México, Panamá y Estados Unidos.

Valero también asegura en su perfil profesional que su proyecto Caracas Commodity Exchange (CCSCEX) fue finalista de los Premios Europeos de Mentalidad Digital 2019 (European Digital Mindset Awards 2019), en la categoría Marketing Innovation. Quizás a eso se deba que el nombre CCSCEX no figure entre los ganadores de ese año, pues según Valero, CCSCEX solo fue finalista.

¿Cuál es la historia de CCSCEX y de Daniel Valero Gutiérrez?

La historia de CCSCEX y de Daniel Valero Gutiérrez es tan confusa como su perfil profesional. Valero Gutiérrez afirmó en un video en diciembre de 2023, que Caracas Commodity Exchange era una historia de más de 10 años que contar, aunque luego se contradijo en el mismo video, asegurando que la empresa estaba a dos meses de cumplir 10 años, lo cual significaría que la compañía fue fundada a comienzos del año 2014.

 

Sin embargo, en su perfil en LinkedIn, Valero Gutiérrez indica que se desempeña como fundador y CEO de Caracas Commodity Exchange desde el año 2017.

Pero para hacer el asunto todavía más confuso, Valero aseguró textualmente en un artículo de su autoría: «Una madrugada del 2015, alrededor de las tres, me desperté de repente, invadido por una idea que se convertiría en mi obsesión en los años por venir: la necesidad de cambiar la forma en que hacemos negocios en las Américas y la visión de fundar la Bolsa De Commodity de Venezuela». Se entiende así que Valero Gutiérrez se refiere a CCSCEX, como «Bolsa De Commodity de Venezuela», que es como se define CCSCEX en distintas publicaciones y redes sociales, como una idea que surgió de él en el año 2015 y que en el año 2023 hubo de cumplir 8 años.

Los Valero Gutiérrez: entre el derecho, los negocios y la tragedia

En el mundo de las finanzas y la tecnología en Venezuela, el nombre de Daniel Valero Gutiérrez ha resaltado en los últimos años, más como CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX), una plataforma de negociación de materias primas, criptomonedas y otros activos digitales; que por su pasado personal y familiar. Daniel Valero Gutiérrez se ha dado a conocer por sus conferencias, proyectos e iniciativas en temas como las blockchain, el drop shipping, las wallets y otras innovaciones. Algunos medios de comunicación lo han presentado como una suerte de versión venezolana de Vitalik Buterin, el famoso creador de Ethereum, una de las principales redes blockchain del mundo.

Pero detrás de Daniel Valero Gutiérrez, hay una historia familiar poco conocida en Caracas, donde reside actualmente. Daniel Valero Gutiérrez es hijo de Fernando Valero Borrás, un abogado de origen colombiano que ha ejercido su profesión en Venezuela durante décadas. Valero Borrás ha llevado casos de diversa índole, desde civiles hasta laborales y mercantiles, enfrentándose a empresas y particulares en distintos tribunales, incluido el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Entre sus demandados han estado el extinto banco CORP BANCA, C.A., la COMPAÑÍA ANÓNIMA NACIONAL TELÉFONOS DE VENEZUELA (CANTV), CONSTRUCTORA PEDECA, C.A. (propiedad de la familia Petricca, dueños de la Universidad Santa María), entre otros.

Fernando Valero Borrás, padre de los hermanos Fernando y Daniel Valero Gutiérrez

Una tragedia en el aire

Daniel Valero Gutiérrez también es hermano de Fernando Valero Gutiérrez, quien falleció en un trágico accidente de paracaidismo en agosto de 2018. Fernando Valero Gutiérrez era el propietario y CEO de la Joyería Vagu, distribuidor oficial de relojes Rolex y Tudor en Venezuela y Colombia, donde todavía residen parientes de los Valero. Era aficionado al deporte extremo y solía practicarlo en la escuela Sky Dive de Venezuela, ubicada en el aeropuerto de Higuerote, en el estado Miranda.

Fernando Valero Gutiérrez

El día del accidente, Fernando «Chicho» Valero Gutiérrez, como era también conocido, saltó desde un avión junto a otros dos paracaidistas, Aníbal Dao y Juan Peraza. Aníbal Dao era hijo del exdirector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Miguel Dao, y también se dedicaba al modelaje. Había ganado el título de Mister Latino 2011 y tenía 32 años. Juan Peraza era otro alumno de la escuela de paracaidismo.

Según fuentes policiales, los paracaídas de Fernando Valero Gutiérrez y Aníbal Dao colisionaron en el aire y ambos cayeron al suelo desmayados, sufriendo graves lesiones. Juan Peraza también resultó herido por una maniobra distinta. Los tres fueron trasladados al puesto de Pronto Socorro, donde se confirmó la muerte de Fernando Valero Gutiérrez y Aníbal Dao. Juan Peraza fue llevado a Caracas, donde quedó en terapia intensiva. En las redes sociales se difundieron videos en los que se escucha a los paracaidistas pedir auxilio y ambulancias para atender a las víctimas.

Una nueva familia y una «misión celestial»

Después de separarse de la madre de los hermanos Daniel y Fernando Valero Gutiérrez, el abogado Fernando Valero Borrás inició una nueva relación con una abogada venezolana, con quien tuvo otra familia. Valero Borrás se ha establecido en las últimas décadas entre Lechería, una ciudad del estado Anzoátegui, al noreste de Venezuela, y Miami, donde creó varias organizaciones junto a su actual esposa. En el año 2016, fundaron em Florida  la sociedad GUIDE FOR HELP, LLC, y la organización sin fines de lucro HEAVENLY GUIDE FOR HELP, INC. Al año siguiente, crearon otra entidad sin ánimo de lucro llamada EMAUS CHRISTIAN COMMUNITY CHURCH, INC, de carácter religioso.

Los hermanos Daniel y Fernando Valero Gutiérrez, habrían dejado en Lechería muchas amistades, incluidos comerciantes, artistas, profesionales y otras figuras prominentes de la sociedad de esa ciudad.

HEAVENLY GUIDE FOR HELP se dedica a ofrecer asesoría paralegal a los inmigrantes que necesitan orientación sobre los trámites migratorios para vivir en Estados Unidos. La organización se basa en la experiencia de Valero Borrás y su esposa, quienes se inscribieron en la CELA International University, una universidad privada cristiana en Hialeah que brinda programas de reválida y capellanía a personas que han estudiado o trabajado en ciertos campos durante mucho tiempo, pero no tienen títulos académicos reconocidos en Estados Unidos.

Propiedades confiscadas en Estados Unidos al hermano del CEO de CCSCEX por lavado de dinero

El gobierno de Estados Unidos decomisó en agosto de 2018 varias propiedades en el sur de la Florida, como parte de una investigación por lavado de dinero proveniente de negocios ilícitos en Venezuela. Algunas de esas propiedades pertenecían a sociedades relacionadas con Fernando “Chicho’’ Valero Gutiérrez, empresario venezolano que murió en el accidente de paracaidismo ese mismo mes en su país natal y hermano de Daniel Valero Gutiérrez, el CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX).

Valero, de 42 años de edad al momento de su fallecimiento en 2018, era un aficionado al paracaidismo y solía practicarlo con sus amigos, entre ellos los hijastros del presidente venezolano Nicolás Maduro, Yosser Gavidia Flores y Yoswal Gavidia Flores. El día de su muerte, Valero saltó de un avión a 13,000 pies de altura, pero chocó en el aire con el paracaidista Aníbal Dao y ambos cayeron inconscientes al suelo. El video del accidente, que se hizo viral, captó el momento en que Valero giraba sin control hasta estrellarse. Los testigos del hecho afirmaron que los hijos de la primera dama Cilia Flores presenciaron la escena.

Valero era el director de Vagú, una tienda de joyas y relojes de alta gama en el Design District de Miami, que también tenía sedes en Caracas, Colombia y Suiza. Allí se vendían marcas exclusivas como Rolex, Hublot y Roger Dubuis. Valero solía asegurar: “somos una familia que vivimos del lujo’’.

En Venezuela, Vagú era la distribuidora exclusiva de los relojes Rolex y Tudor. La empresa se ubicaba en el centro comercial Paseo El Hatillo. En el estado de Florida, Exclusividades Vagú, Corp, era representada por Valero, quien la constituyó en 2015. Sociedades vinculadas a Fernando Valero llegaron a recibir 37.3 millones de dólares en 11 transferencias de cuentas bancarias controladas por el empresario Raúl Gorrín y sus socios.

Gorrín es dueño del canal Globovisión y uno de los acusados en el caso de lavado de dinero que involucra a ocho personas, entre empresarios y banqueros. Según la acusación presentada por la fiscalía en la corte federal de Miami, estos individuos lavaron 1,200 millones de dólares provenientes de operaciones cambiarias fraudulentas y sobornos en la empresa petrolera estatal PDVSA.

Fernando Valero era amigo íntimo de Raúl Gorrín y de su cuñado y socio Gustavo Perdomo. Cuando se enteró de la muerte de Valero, Gorrín le dedicó un emotivo mensaje en Instagram, donde le expresó su amor y su dolor. También le prometió proteger a sus hijos y a su viuda, Yngrid Silva.

Mensaje dedicado por el empresario Raúl Gorrín a Fernando Valero Gutiérrez en 2018

Unas propiedades bajo sospecha

Entre las propiedades que el gobierno de Estados Unidos confiscó por estar vinculadas al lavado de dinero, se encuentran cuatro que estaban a nombre de sociedades en las que Valero figuraba como directivo. Tres de ellas eran casas en Coral Gables y una era un apartamento en Brickell. Valero no fue acusado formalmente, pues ya había fallecido cuando se presentó el encausamiento.

Una de las casas, ubicada en la calle Prado Boulevard de Coral Gables, tenía un valor de 2.2 millones de dólares y estaba a nombre de Britestar Worldwide Ltd Corp, una firma en la que Valero era director y presidente. Esta empresa también era la dueña de un apartamento en la avenida Brickell, valorado en 619 mil dólares, donde funcionaba otra compañía a nombre de Marion Valero Gutiérrez, hermana de Fernando, e Yngrid Silva Fleires, su viuda. Britestar compró la casa en 2011 y declaró como dirección de negocios una oficina en Coral Gables, propiedad de Gorrín.

Otra casa en Coral Gables, situada en la misma calle que las anteriores y valorada en 3.1 millones de dólares, estaba a nombre de Bogasa International Investments, cuyo gerente era Mario Enrique Bonilla Vallera, uno de los acusados de ser testaferro de “Los Chamos” Flores. Bonilla era socio de Valero en una empresa de la Isla Mauricio.

Los fiscales también incautaron una villa en la calle Hibiscus de Miami, valorada en 2.7 millones de dólares, que estaba a nombre de Gustavo Hernández Frieri, un financista colombiano señalado como uno de los cerebros de la operación de lavado.

Además de estas propiedades, Valero era el dueño de una mansión en la exclusiva zona de Cocoplum, en Miami, a través de la empresa Britestar Worlwide Limited, Corp.

Fernando Valero residía en Venezuela en el municipio El Hatillo del estado Miranda, donde sigue residiendo su hermano menor Daniel Valero, CEO de CCSCEX, y donde también han residido otros miembros de la familia Valero Gutiérrez, luego que los padres de los hermanos se separaran.

La compleja trama de negocios y demandas contra Daniel Valero Gutiérrez, CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX)

Antes de ser el CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX), Daniel Valero Gutiérrez se dedicó al negocio de los muebles, la joyería y la relojería. Sin embargo, su trayectoria empresarial no ha estado exenta de conflictos legales, tanto por incumplimientos contractuales como por presuntos delitos de estafa y asociación para delinquir.

«En la lucha por la supervivencia, el más fuerte gana a expensas de sus rivales, debido a que logra adaptarse mejor a su entorno», es la frase de Charles Darwin, el padre del Evolucionismo, que Daniel Valero Gutiérrez siempre ha tenido presente en su vida empresarial, según lo confesado por el propio Daniel Valero hace más de una década. Y así parece cumplirlo a cabalidad.

De joyero a franquiciado de Adriana Hoyos

Daniel Valero Gutiérrez ha dicho provenir de una familia de joyeros y relojeros, pero que desde joven sintió una atracción por el mercado del mueble, la arquitectura y la decoración. Por eso, junto con su esposa y socia, Carolina Parra, se propuso importar a Venezuela la marca colombiana de muebles y accesorios Adriana Hoyos, reconocida internacionalmente por su estilo contemporáneo y fino.

Tienda Adriana Hoyos, Caracas

Para conseguir la licencia de Adriana Hoyos, Daniel Valero y Carolina Parra tuvieron que viajar a Miami y convencer a los directivos de AH Corp. Así lo relató Daniel Valero en 2011: «Tomamos un avión con destino a Miami sin saber qué respuesta obtendríamos y nos dirigimos a las oficinas de AH Corp, donde tras una larga reunión, idas y vueltas, cautivados por nuestro entusiasmo y perseverancia, nos otorgaron finalmente la licencia».

Con el apoyo financiero del Banco Activo y el capital semilla de sus propios ahorros, Daniel Valero y Carolina Parra iniciaron el proyecto de instalar Adriana Hoyos en Caracas hace más de una década. Lo que comenzó como un desafío familiar se convirtió en una empresa en crecimiento, que operaba bajo la razón social de Ceniza Minimalist Style C.A., empresa registrada en Venezuela en el año 2008.

La demanda por arrendamiento y la imputación por estafa

La empresa Ceniza Minimalist Style C.A. fue demandada en el año 2014 por incumplir un contrato de arrendamiento. En esa demanda, el padre de Daniel Valero, Fernando Valero Borrás, fue apoderado judicial de la compañía. Pero ese no fue el único problema legal que enfrentó Daniel Valero Gutiérrez. Ese mismo año, fue acusado junto con otras tres personas de estafa y asociación para delinquir, por haber engañado a cuatro inversionistas que aportaron dinero a una empresa de laboratorios que no les devolvió el capital ni los intereses prometidos.

José Simón Elarba Haddad

Los demandantes fueron José Simón Elarba Haddad, José Luis Potolicchio Prats, Ibrahim José Velutini Sosa y Nafic Gonzalo Chacón Djeandji, representando a las empresas Comercializadora INTE C.A. y Distribuidora Mi Cometa C.A. Según la denuncia, Daniel Valero Gutiérrez los contactó en marzo de 2013 para ofrecerles una oportunidad de inversión en la empresa Venezolana de Laboratorios C.A. (VENLABCA), que supuestamente tenía deudas y necesitaba liquidez. Daniel Valero les aseguró que el dinero invertido se les devolvería en un plazo de 30 a 60 días, con ganancias.

Incidente desconocido, en 2012, en Caracas, con Daniel Valero, entonces representante de la marca de muebles Adriana Hoyos.

Los inversionistas confiaron en la propuesta y transfirieron un total de 72 millones de bolívares a cuentas bancarias de VENLABCA, representada por Erwin Enrique Méndez Labarca. Sin embargo, el plazo se venció y el dinero no fue reintegrado. Daniel Valero y Erwin Méndez Labarca siguieron dando excusas y promesas, pero nunca cumplieron con lo pactado. En mayo de 2013, Scarlet Coromoto Ponce de Hernández, otra representante de VENLABCA, emitió cheques que sumaron 25 millones de bolívares, a favor de los demandantes, pero estos fueron rechazados por falta de fondos.

Ante esta situación, los demandantes acudieron al Ministerio Público en enero de 2014. La Fiscalía investigó el caso y en febrero de 2015 presentó acusación contra Daniel Valero Gutiérrez, Scarlet Ponce de Hernández, Erwin Méndez Labarca y Lisandro Marín Villasmil por los delitos de estafa y asociación para delinquir. El proceso penal se vio afectado por varios vicios procesales, cambios de juzgados y diferimientos de audiencias, lo que llevó a los demandantes a solicitar el avocamiento de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia en marzo de 2017.

En una sentencia de 2017, el Tribunal Supremo de Justicia declaró procedente el avocamiento, anuló la decisión del Juzgado Sexto de Control que había sobreseído la causa en octubre de 2016 y ordenó la realización de una nueva audiencia preliminar para esclarecer los hechos y establecer las responsabilidades penales correspondientes.

Un dato curioso de este caso es que uno de los demandantes, José Simón Elarba Haddad, es dueño de la empresa recolectora de basura Fospuca y amigo cercano de Carlos Erik Malpica Flores, sobrino de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores. A su vez, Cilia Flores es madre de los amigos de Fernando Valero, el hermano del demandado Daniel Valero Gutiérrez que falleció en 2018.

Otra demanda por incumplimiento de contrato de arrendamiento

Daniel Valero Gutiérrez, en su carácter de director de la empresa Distribuidora Monte Carlo Venezuela C.A., fue objeto de otra demanda ante el Juzgado Cuarto de Municipio Ordinario y Ejecutor de Medidas de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas por supuesto incumplimiento de contrato de arrendamiento.

La demanda fue interpuesta por la ciudadana Sokhit Josefina Velasco de Mendoza, representada por los abogados Luis Eliéser Jansen García, Freddy Manuel Sanz Flores y Hermán Rojas Arteaga. El contrato en cuestión estaba relacionado con el arrendamiento de una oficina ubicada en el Centro Empresarial La Lagunita Country Club.

Inicialmente, en primera instancia, el Juzgado Cuarto declaró con lugar la demanda en contra de la empresa Distribuidora Monte Carlo Venezuela C.A., representada por Valero Gutiérrez. Sin embargo, Valero Gutiérrez apeló la decisión en noviembre de 2021.

El Juzgado Superior Tercero en lo Civil, Mercantil, del Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, en segunda instancia, determinó anular la sentencia de primera instancia al considerar que se violó el derecho a la defensa de la empresa demandada.

La razón era que la notificación y citación para contestar la demanda no se realizó de acuerdo a lo establecido en los estatutos de la empresa Distribuidora Monte Carlo Venezuela C.A., los cuales requerían que fuesen citados al menos dos directores conjuntamente. En este caso, solo compareció Daniel Valero Gutiérrez.

Por lo tanto, el Juzgado Superior ordenó reponer la causa al estado de contestación de la demanda, previa notificación a ambas partes según lo establecido en los estatutos de la empresa. Pero. ¿Quién más formaba parte de Distribuidora Monte Carlo Venezuela C.A.?

Los vínculos de Daniel Valero Gutiérrez con otro hombre con antecedentes por fraude y estafa

Marco Aurelio Rodríguez, Amintore Confalonieri y Daniel Valero Gutiérrez en la sede de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX),.Enero 2022.

Daniel Valero Gutiérrez, CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX), ha creado varias sociedades dentro y fuera de Venezuela, en algunas de las cuales ha estado relacionado con otro personaje acusado de fraude y estafa: Amintore Confalonieri. Una de esas sociedades ha sido la propia CCSCEX, de la que Confalonieri se presentaba, al menos hasta el año 2022, como cofundador.

Las sociedades de Daniel Valero en el extranjero

La primera sociedad que registró Daniel Valero fuera de su país fue NUDOS ENERGY CORP, en República Dominicana, en julio de 2013. Esta sociedad se dedicaría, según su objeto social, a actividades de petróleo y gas. Un año después, en julio de 2014, Valero registró otra sociedad en el mismo país: FONDO 3, que supuestamente se enfocaría en el sector inmobiliario y de la construcción, así como en la comercialización de minerales, petróleo y otros productos naturales. La sociedad más reciente que se conoce de Valero en el extranjero es Ccscex Caracas Commodity Exchange Corp, registrada en Florida, Estados Unidos, en abril de 2023, junto con un ciudadano llamado Oswaldo Rojas.

La dirección de Ccscex Caracas Commodity Exchange Corp en 14301 SW 130 AVE, MIAMI, FL, 33186, coincide con la de una casa valorada en casi un millón de dólares.

La relación entre Daniel Valero y Amintore Confalonieri

Amintore Confalonieri, Daniel Valero Gutiérrez y Marco Aurelio Rodriguez en la sede de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX),.Marzo 2022.

Amintore Sebastiano Confalonieri Espínal es un individuo que ha sido señalado en varios foros en línea de haber cometido fraudes y estafas, tanto en Venezuela como en otros países, además de poseer antecedentes por esos delitos en territorio venezolano. Entre sus engaños, se le acusa de haberse hecho pasar por fotógrafo y ofrecer falsos contratos de modelo a sus víctimas. Confalonieri fue socio de Daniel Valero en una empresa llamada Distribuidora Monte Carlo Venezuela C.A., que operaba bajo el nombre de «The Buy to Go», una supuesta aplicación para realizar pagos y servicios de delivery. Esta empresa fue demandada en Venezuela por incumplimiento de contrato de arrendamiento. Según un reporte de estafa en un foro en línea, Confalonieri aseguró a algunos de sus estafados que su dinero estaba respaldado por Nudos Energy Corp SAS, la sociedad de Daniel Valero en República Dominicana.

La Revision de Buy to Go by labellotadetodos

En el foro de complaintsboard.com el usuario LJ Freedman comentó el 8 de julio de 2020:

El año pasado, la empresa para la que trabajé se involucró en un proyecto que requería experiencia en consultoría externa en México. Buscábamos entrevistar a antiguos fundadores de empresas del sector minorista.
Seleccionamos a de Guidepoint por sus brillantes «credenciales». Supuestamente tenía experiencia en adquisiciones, servicios comerciales y nuevas empresas minoristas en toda América Latina, en particular en el ecosistema de México. Pagamos $300 por una consulta con él.
Después de la conferencia telefónica, mi equipo estuvo de acuerdo en que había brindado recomendaciones inusuales. En ese momento no dudamos de su consejo porque venía de Guidepoint, por lo que trazamos nuestras inversiones minoristas en parte basándonos en su orientación. Nos equivocamos totalmente en nuestra apuesta.
Todo, absolutamente todo lo que Confalonieri nos dijo que iba a pasar con el mercado terminó no siendo cierto. No fue una gran pérdida para la empresa, así que la ocultamos debajo de la alfombra.
Esto me molestó mucho, así que realicé mi propia investigación adicional sobre Confalonieri y descubrí esto:
-Nunca fue propietario ni operó un negocio minorista en su vida.
-Nunca cofundó la empresa minorista Muchachomalo.
-Nunca cofundó la empresa de distribución Custo Barcelona.
-No existe registro de una empresa denominada “Armytel” en Venezuela (dice ser el fundador).
-Nunca trabajó para MRINetwork en México, según afirma.
-Nunca trabajó para TianHe Oil Group Co. LTD en China. Es una invención.
-Tiene antecedentes penales por estafa y hurto mayor en Caracas, Venezuela …
-Tiene título de ingeniero eléctrico de una universidad de Venezuela, no MBA en Marketing y Negocios como él afirma.
-Nunca vivió en México, es de Venezuela.
-Sus múltiples perfiles comerciales en línea están llenos de inconsistencias y cambian o se actualizan continuamente con información contradictoria.
-Su “experiencia empresarial ejecutiva de primer nivel” se limita a trabajar como gerente de adquisiciones de una empresa en Caracas hace muchos años. No tiene experiencia empresarial real ni experiencia en startups, como se anuncia.

La preocupación que debo expresar es que, evidentemente, las redes de expertos no están haciendo un buen trabajo apostando y verificando los antecedentes de sus consultores.
Pensando en el control de daños, imagínese a cuántas otras empresas proporcionó Confalonieri consejos engañosos. ¿O cuántos Confalonieri más están trabajando actualmente en Guidepoint y otras redes de expertos?
Pagar $200, $300 o incluso $500 por hora para recibir un consejo equivocado de un consultor falso es horrible.
Otro aspecto grave de esto es que Guidepoint ofrece «testigos expertos» para casos legales.
Ahora estoy libre de mi acuerdo de confidencialidad, por lo que puedo discutir parcialmente este asunto, pero imagine cuántas empresas simplemente mantienen estas situaciones en secreto debido a la posible responsabilidad.
Por lo que leí aquí, parece que Confalonieri sigue haciéndolo hoy en día, esta vez haciéndose pasar por un empresario.

www.tiktok.com/@amintoreoficial

No puedo creer que ese mismo bufón sea el «consultor preferido» que Guidepoint nos vendió por una tarifa considerable. No utilizaré redes de expertos en el corto plazo.

El 25 de julio de 2020, también en complaintsboard.com, otra usuaria identificada como Sue Gilmore, aseguró:

Soy nueva en este sitio web. He escrito dos quejas sobre Amintore Confalonieri @amintoreoficial en otros foros. Es un estafador.

*Esta información debe hacerse pública para futuras víctimas*

Quiero comentar que Amintore Confalonieri declara públicamente que es un emprendedor y MENTOR de MUJERES y NIÑAS que quieren ser futuras emprendedoras. Lo preocupante de esto es que a Confalonieri no le importamos las mujeres. Verifique su alias @mrboova.

Esto fue compartido en el otro sitio web por un caballero que se hace llamar @guru99. En pocas palabras, Confalonieri engañó a su hija para conseguir un contrato de modelo falso y la estafó. Estoy copiando y pegando su texto con su permiso (Gracias @guru99) y eliminando cualquier blasfemia (lo siento).
Acerca de @amintoreoficial y @MrBoova

Sabes, me parece muy gracioso que ahora Amintore Confalonieri se describa a sí mismo como un partidario de las mujeres y inclusión porque les cuento un pequeño secreto sobre él que todos pueden ir a comprobar: Antes de que Amintore Confalonieri apareciera mágicamente en Twitter

el «Emprendedor de Startups y Mentor de Negocios» , estaba @AMINTOREphoto el fotógrafo XXX. Sí, esa es la misma persona que @amintoreoficial @AMINTOREphoto se convirtió en @MrBoova en 2017 porque hubo demasiados informes de OBJECTIFICACIÓN, ACOSO y ACOSO a mujeres en línea. Chicos, no existe ningún magnate de los negocios. No existe un empresario ni un mentor en auge. Amintore es sólo un viejo enfermo e insolvente que se gana la vida estafando. Todos pueden ir a su cuenta de Twitter @MrBoova y buscar desde 2009, donde verán de qué estoy hablando. La única razón por la que defiende los derechos de las mujeres es para llamar la atención con sus publicaciones, porque está buscando una nueva víctima a la que, con suerte, podrá pescar para salir de su empobrecimiento en Venezuela. Aquí hay algunas capturas de pantalla como prueba, porque Amintore elimina rápidamente todo lo que se publica en línea sobre sus estafas. Por favor, perdóname. No voy a difuminar el contenido para que puedas ver el impacto real de sus fotos repugnantes, sus comentarios repugnantes y sus hashtags chovinistas. https://twitter.com/mrboova/status/527815204487589888 https://twitter.com/mrboova/status/621814394612228096 No confíes en mi palabra. ¡Juzga tú mismo! @ Guru 99 — Como puede ver, esto va más allá de que Confalonieri mienta sobre ser emprendedor. Toda su vida es incoherente. Es un mentiroso compulsivo y un camaleón que cambia de color y narrativa dependiendo de lo que se dice sobre él en línea. La próxima vez que lo vea en línea haciéndose pasar por un millonario honesto y respetable, piense en MrBoova https://twitter.com/mrboova

La supuesta experticia de Daniel Valero en el sector minero

Daniel Valero se mostraba ante algunos medios de comunicación en 2016 como un supuesto experto en diamantes y minerales, y afirmaba que su empresa FONDO 3  agrupaba a 100 empresas del sector minero, tanto venezolanas como extranjeras. Sin embargo, a la fecha no se conoce cuáles eran esas empresas ni qué tipo de operaciones realizaban. La historia de FONDO 3, que fue una de las sociedades de Valero en República Dominicana destinada supuestamente al comercio de minerales, parece haber sido efímera por alguna razón, pasando CCSCEX ahora a ocupar su lugar.

¿Es Daniel Valero un verdadero experto en commodities?

El CEO de Caracas Commodity Exchange (CCSCEX), Daniel Valero Gutiérrez, se presenta como un conocedor del mundo de los commodities, los bienes básicos que se comercializan en el mercado internacional, como el petróleo, el gas, los metales y los productos agrícolas. Sin embargo, hay varias razones para dudar de su credibilidad y de la legalidad de sus negocios.

Daniel Valero dice ser el fundador de varios proyectos relacionados con los commodities, la tecnología y la educación, pero la mayoría de ellos parecen no haberse materializado o haber sido abandonados. Entre ellos se encuentran:

  • La Meca City: Una supuesta ciudad creativa, sostenible, blockchain y tecnológica en 155 hectáreas de desarrollo, a 5 minutos de Caracas, de la que solo se conoce un video grabado a vuelo de dron, hecho público en marzo de 2023, que muestra una colina verde con una valla publicitaria de una cadena de ferreterías.

  • CRIPTOVERSITY: Una plataforma de educación colectiva con poca actividad.
  • SAPP | SUPER APP: Una plataforma de comercio electrónico de commodities que combina tecnologías avanzadas como la blockchain, la inteligencia artificial y la verificación de datos, pero que no ofrece ninguna garantía ni evidencia de su funcionamiento.
  • El Milagro Agrícola: Un plan de siembra nacional en Venezuela y suministro tecnológico de vanguardia con opciones de financiamiento, del que no se conoce respaldo o seguimiento por parte de las autoridades en Venezuela o los productores agrícolas.
  • EXCHANGE Token ®: Un tipo de criptoactivo creado en la plataforma BNB CHAIN bajo el protocolo BEP2/ BEP20, que no tiene ninguna cotización ni demanda en el mercado de las criptomonedas.
  • SW | SUPER WALLET: Un monedero de criptoactivos del que poco se conoce.
  • SERVICIOS MINE 3: Una empresa de minería sustentable que firmó un acuerdo con la gobernación del estado Zulia en diciembre de 2018 para obtener minerales del Lago de Maracaibo mediante el dragado, pero que no se sabe si ha cumplido con su cometido ni si ha beneficiado al estado.

 

Daniel Valero también asegura ser director Blockchain de Cavecom-e, la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico, una asociación civil con más de 25 años de trayectoria, aunque no se conoce qué aportes ha hecho Valero a esa organización.

Para alguien que se jacta de haber realizado múltiples estudios de investigación y de haber escrito gran cantidad de artículos sobre los commodities, resulta extraño que Daniel Valero cometa errores tan básicos como usar términos incorrectos en sus videos en las redes sociales. Por ejemplo, pronuncia «humbro» de lombriz en vez de «humus» de lombriz o «piriguao» en vez de «pijiguao», lo que parece demostrar su falta de conocimiento sobre los productos que dice investigar y/o comercializar.

 

Las denuncias contra Daniel Valero

Como si fuera poco, Daniel Valero ha sido acusado de estafar a varias personas en el estado Sucre, al oriente de Venezuela, a través de CCSCEX. Según una denuncia hecha en la red social X (antes Twitter) el 29 de octubre de 2023, un grupo de personas en el municipio Montes del estado Sucre afirmaron haber sido engañadas por CCSCEX. Un usuario comentó que un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana, siguiendo órdenes de Daniel Valero, amenazó a su familia y en especial a su madre.

Además, se conoce que un representante de CCSCEX, Jaime de la Trinidad Vargas Guerrero, ha solicitado citas con la embajadora de Venezuela en Portugal, Mary Eglys Flores Mora, para establecer una relación comercial entre CCSCEX y Portugal para la venta de cacao venezolano, sin tener respaldo para ello.

Los riesgos del comercio de commodities

El comercio internacional de commodities es una actividad que puede ser aprovechada para lavar dinero proveniente de actividades ilícitas. Algunas de las técnicas que se han reportado para hacerlo son:

  • Sobrefacturación de exportaciones: Exportar un commodity a un valor artificialmente inflado para transferir fondos al exterior justificándolo como pago por la exportación.
  • Subfacturación de importaciones: Importar un commodity a un valor menor al real para justificar la entrada de dinero de origen ilícito al país.
  • Comercio ficticio: Realizar exportaciones e importaciones ficticias de commodities entre empresas fantasma para disfrazar flujos financieros ilícitos.
  • Mezcla de fondos: Combinar ganancias legítimas de exportaciones de commodities con fondos de origen criminal para disimularlos.
  • Evasión de controles: Aprovechar la relativa falta de supervisión en el comercio internacional de commodities para evadir controles antilavado.

Estas prácticas ponen en riesgo la reputación y la seguridad de los países y las empresas que participan en el comercio de commodities, y pueden tener consecuencias legales y financieras graves. Por eso, es importante verificar la credibilidad y la legalidad de los actores que intervienen en este mercado, y evitar caer en ofertas engañosas o fraudulentas.

Aunque Daniel Valero Gutiérrez se presenta como un experto en commodities, hay muchas dudas sobre su verdadera capacidad y honestidad. Sus proyectos son poco claros o inconclusos, sus errores son evidentes y las denuncias en su contra son preocupantes. Además, el comercio de commodities es una actividad que puede ser usada para lavar dinero de origen ilícito, lo que genera más sospechas sobre sus negocios. ¿Será Daniel Valero un verdadero experto en commodities o un estafador que se aprovecha de la ignorancia y la necesidad de la gente? ¿Ha estado utilizando Valero influencias políticas para sus negocios? Y ¿Qué más esconden los negocios de Daniel Valero? Esas son parte de las preguntas que quedan en el aire.



Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS