Alejandro Keri Zeppenfeldt y los sacerdotes «borrones»: nuevo escándalo sacude a la Arquidiócesis de Caracas

Alejandro Keri Zeppenfeldt y los sacerdotes «borrones»: nuevo escándalo sacude a la Arquidiócesis de Caracas

Compartir

Por Christian Ramos

Desde finales del año 2023, una sombra de presunta corrupción y malversación de fondos se cierne sobre la Arquidiócesis de Caracas, salpicando a dos de sus figuras claves en un escándalo que, ahora, ante nuevos eventos, ha puesto en el tapete la observancia de uno de los principios más sagrados: el Octavo Mandamiento que reza «No darás falso testimonio ni mentirás». Este mandato divino, entregado en las tablas de la ley a Moisés en el Monte Sinaí y recogido en el libro del Éxodo, resuena con ironía en recientes acontecimientos que involucran a miembros de la Iglesia Católica en la capital de Venezuela.

Crisis financiera y acusaciones contra miembros del clero

En diciembre de 2023, la prensa reveló que la importante institución religiosa enfrentaba ya una severa crisis económica, así como graves acusaciones de corrupción. El foco de las sospechas apuntaron al padre Alejandro Luis Keri Zeppenfeldt y al presbítero Honegger Molina.

Según fuentes cercanas al caso, Keri Zeppenfeldt, conocido como «el ecónomo viajero» por sus frecuentes salidas al exterior, habría dejado en bancarrota a la institución eclesiástica tras hacer «caída y mesa limpia» con las cuentas que manejaba. Se rumoró que su paradero era incierto y que ello había causado gran preocupación entre las autoridades eclesiásticas, encabezadas por el cardenal y arzobispo de Caracas, Baltazar Porras.

La crisis también salpicó al presbítero Honegger Molina, vicario episcopal de medios de comunicación de la Arquidiócesis. Se le señaló de haber recibido supuestas «donaciones» de la cadena de tiendas Traki, propiedad del empresario Antonio Chambra, que fueron supuestamente destinadas a una hacienda perteneciente al religioso en Los Andes venezolanos.

Además, Molina ha sido criticado por no pronunciarse sobre los antecedentes del supuesto beneficiario del segundo milagro del beato José Gregorio Hernández, un empresario que se declaró culpable de corrupción, soborno y lavado de dinero en Estados Unidos y que colabora con la justicia estadounidense. Algunas fuentes sospechan que en la Arquidiócesis de Caracas existen intereses económicos detrás de la promoción de la canonización del beato, por los ingresos que eventualmente pudiera generar.

La crisis en la Arquidiócesis de Caracas puso  en tela de juicio la transparencia y la integridad en el manejo de los recursos económicos de una de las instituciones más influyentes de la Iglesia Católica en Venezuela.

Posterior a los señalamientos que involucraron a miembros del clero caraqueño, el fiscal general venezolano, Tarek William Saab, anunció, también en diciembre de 2023, el inicio de una investigación, luego de recibir múltiples denuncias de supuesta corrupción que implicaron a clérigos en el estado Miranda, en el presunto uso indebido de las donaciones de los fieles, para fines personales. La Fiscalía 21 nacional fue asignada para llevar adelante las pesquisas y sancionar a los implicados.

El copyfraud como herramienta de encubrimiento

En el interludio de la crisis que azota a la Arquidiócesis de Caracas, una empresa ha emprendido siniestras acciones para obstruir la verdad. Desde marzo de 2023, la entidad ha iniciado una ofensiva sin precedentes para desaparecer de Internet las informaciones que señalan a los sacerdotes Alejandro Luis Keri Zeppenfeldt y Honegger Molina como presuntos implicados en el extravío de fondos y donaciones destinados a la Iglesia Católica en la capital venezolana.

Alejandro Luis Keri Zeppenfeldt

La táctica empleada por la empresa es el copyfraud, una práctica que viola flagrantemente el Octavo Mandamiento: «No darás falso testimonio ni mentirás». Esa maniobra consiste en presentar reclamos falsos de derechos de autor ante buscadores y proveedores en línea, atribuyéndose la propiedad de imágenes u obras que no les pertenecen. El objetivo: obligar a los buscadores a desindexar contenidos que supuestamente violan el copyright, cuando en realidad se trata de una estrategia para acallar voces incómodas.

Oculta tras la identidad de un tal Mathías Alfonzo, la empresa de marketing reputacional M.Q.D., propiedad del autodenominado «hacker ético» R.N., ha presentado quejas falsas contra medios como los digitales VenezuelaNews, El Publique o el diario Últimas Noticias, en un intento desesperado por borrar las huellas del escándalo. Para ello han utilizado el site «artecultural.info«, controlado por R.N., con el objeto de atribuirse la propiedad de los contenidos de  otros portales digitales, copiando los contenidos de los portales objeto de los reclamos y asignándole una fecha de publicación previa en «artecultural.info» para dar la impresión de que el site controlado por R.N. había publicado esos contenidos antes, y así atribuirse la autoría original.

Aquí mostramos enlaces con capturas de pantalla de algunos de los contenidos que han tratado de ser censurados:

Los siguientes enlaces son capturas de pantalla de los contenidos que engañosamente ha tratado de atribuirse «artecultural.info«, site que intenta censurar las informaciones sobre los sacerdotes Alejandro Keri Zeppenfeldt y Honegger Molina.

  1. artecultural.info
  2. artecultural.info

Incluso, en un intento de encubrimiento todavía más burdo, en artecultural.info, mediante un artículo deliberadamente presentado con fecha de agosto de 2023, se han pretendido destacar supuestos logros de la Arquidiócesis de Caracas, incluyendo una fotografía del sacerdote Alejandro Keri Zeppenfeldt y atribuyéndosela a Mathías Alfonzo, para interponer luego reclamos de copyright contra otros sites que han publicado esa misma imagen.

Una cartera de clientes con pasados turbios

R.N. se ha convertido en un experto en «limpiar» los pasados oscuros de sus clientes. En su cartera figuran personajes de cuestionada reputación, como los empresarios Camilo Ibrahim Issa, Armando Iachini, dueño de la Constructora Yamaro y accionista del banco Bancamiga, o funcionarios como Ligia Carolina Gorriño Castellar, designada en febrero de 2024 como presidenta de la Corporación Venezolana de Comercio Exterior S.A. (Corpovex). Incluso, un vicepresidente de la estatal Pdvsa, cuya identidad revelaremos cuando las circunstancias así lo ameriten, ha recurrido a los servicios de R.N. y su empresa.

En esa cruzada por encubrir a los clérigos cuestionados, la verdad se ha convertido en una víctima colateral. Las mentiras y las maniobras encubridoras han eclipsado los reclamos de transparencia y rendición de cuentas que deberían prevalecer en una institución que se supone debe ser ejemplo de integridad y moral.

A medida que este siniestro intento por ocultar la verdad avanza, la sociedad venezolana se enfrenta a un desafío trascendental: defender la transparencia y demandar respuestas contundentes ante las acusaciones que han empañado el prestigio de la Arquidiócesis de Caracas, o resignarse a que la penumbra de la falsedad se extienda como un manto tenebroso, mancillando los principios que deberían ser el faro orientador de la Iglesia Católica en Venezuela. La decisión está en manos de la feligresía: preservar la luz de la verdad o permitir que las sombras del encubrimiento prevalezcan.

Cortesía del site ElPublique.me, reproducimos uno de los artículos, que ha sido objeto de las maniobras de censura:

Atribuyen al ecónomo Alejandro Keri Zeppenfeldt crisis financiera en la Arquidiócesis de Caracas

Fotocomposición

Por Felicia Osorio
elpublique.me

La Arquidiócesis de Caracas, importante institución de la Iglesia Católica en Venezuela, atravesaría una grave crisis económica, atribuida a su ecónomo diocesano y a las sospechas de posible corrupción y malversación de fondos que pesan sobre él. Así lo reveló una fuente cercana al caso, cuya identidad se mantiene en resguardo.


El ecónomo viajero

El padre Alejandro Luis Keri Zeppenfeldt, ecónomo diocesano, ha sido el principal responsable de la administración financiera de la Arquidiócesis de Caracas, que tiene su sede en la urbanización El Rosal. Según la fuente, Keri Zeppenfeldt habría hecho «caída y mesa limpia» con las cuentas que manejaba, dejando supuestamente en bancarrota a la institución eclesiástica.

La fuente indicó que el ecónomo viajero, así llamado por sus frecuentes salidas al exterior, no se sabe si está en Venezuela o si se fue a otro país. Agregó que su ausencia ha causado gran preocupación y nerviosismo en el cardenal y arzobispo de Caracas, Baltazar Porras, y en sus obispos auxiliares, Carlos Eduardo Márquez y Ricardo Aldo Barreto, así como en el canciller de la Arquidiócesis de Caracas, Antonio Abeijón, y en el párroco de la urbanización La Boyera, el presbítero Honegger Molina.

Cardenal y arzobispo de Caracas, Baltazar Porras, obispos auxiliares Carlos Eduardo Márquez y Ricardo Aldo Barreto, y el canciller de la Arquidiócesis de Caracas, Antonio Abeijón

La fuente opinó que el padre Keri Zeppenfeldt no ejerce lo que predica, como la paz y el bien. Alejandro Luis Keri Zeppenfeldt, ha realizado diferentes viajes en los últimos años. Entre esos están su viaje a Alemania en 2021, donde recibió de manos de un zapatero alemán unas sandalias gigantes para un venezolano incluido en el Libro Guinness de los Récords por tener los pies más grandes del mundo; su visita en junio de 2021 al Papa Francisco en el Vaticano, donde le entregó una Virgen de Coromoto, acompañado del exrector de la caraqueña Universidad Católica Andrés Bello, el sacerdote jesuita Luis Ugalde; y su participación en una eucaristía en Nueva York en abril de 2022, junto al cardenal Baltazar Porras, donde expuso una reliquia del beato José Gregorio Hernández.

El Papa Francisco, ecónomo Alejandro Keri Zeppenfeldt y el sacerdote Luis Ugalde durante la entrega de una Virgen de Coromoto en junio de 2021

Donaciones de Traki

Presbítero Honegger Molina

Otro sacerdote involucrado en el escándalo es el padre Honegger Molina, vicario episcopal de medios de comunicación de la Arquidiócesis de Caracas, periodista y profesor del Instituto de Teología para Religiosos (ITER) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). La fuente afirmó que Molina habría recibido supuestamente «donaciones» de la cadena de tiendas por departamento Traki, propiedad del controversial empresario Antonio Chambra, que habrían sido destinadas a una hacienda perteneciente al religioso en Los Andes venezolanos.

Molina ha sido criticado por no haberse pronunciado sobre los antecedentes del supuesto beneficiario del segundo milagro del beato José Gregorio Hernández, milagro necesario para su canonización. Se trata, según algunas fuentes, de G.M.D., un empresario que se declaró culpable de corrupción, soborno y lavado de dinero en Estados Unidos, en un caso relacionado con Pdvsa, y que colabora con la justicia estadounidense.

G.M.D. habría costeado los gastos de un tribunal eclesiástico conjunto entre la Arquidiócesis de Caracas y la Arquidiócesis de Miami, que se instaló en 2022 en Miami para certificar su sanación milagrosa y presentarla ante la Santa Sede. Otra fuente consultada dijo sospechar que en la Arquidiócesis de Caracas hay intereses económicos detrás de la promoción de la canonización del beato, por los ingresos que eventualmente pudiera generar la venta de imágenes, efigies y el turismo religioso.

El ecónomo diocesano

El ecónomo diocesano es un funcionario de la Iglesia Católica encargado de la gestión de los recursos económicos de una diócesis. Su función principal es garantizar la seguridad y transparencia en el manejo de los fondos de la diócesis, así como la supervisión de los presupuestos, la contabilidad, la gestión de los bienes y propiedades, la administración de los fondos de caridad y la implementación de las políticas financieras establecidas por la Iglesia. Además, el ecónomo diocesano tiene un papel clave en la planificación y ejecución de proyectos pastorales y sociales en beneficio de la comunidad católica local.



Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS