Saturday, September 18, 2021


Se extingue el poder y la inversión de los Polanco en Prisa

La familia Polanco, fundadora de ‘El País’, ha perdido prácticamente toda su influencia en Prisa, el grupo de medios de…

By admin , in Internacionales , at August 10, 2021

La familia Polanco, fundadora de ‘El País’, ha perdido prácticamente toda su influencia en Prisa, el grupo de medios de comunicación más influyente de España desde la Transición. Los descendientes de Jesús de Polanco, el creador de este ‘holding’ al calor de la llegada al poder del Partido Socialista, se han apuntado unas pérdidas de 31,8 millones de euros por la inversión que aún mantienen a duras penas en la sociedad, editora también de la Cadena SER. Unos números rojos que en los últimos cinco años ascienden a más de 200 millones.

Según datos oficiales, Grupo Timón, la compañía desde la cual la familia gestiona sus inversiones inmobiliarias, hoteleras, en energías renovables y en Prisa, ha decidido deteriorar en casi 32 millones su participación del 7,6% en la compañía de medios de comunicación. “A lo largo del ejercicio 2020 se han producido caídas generalizadas en los mercados bursátiles provocadas por la expansión del coronavirus. Esto ha afectado a la cotización de la inversión que mantiene Aherlow en Prisa y por tanto a la valoración de este activo”, sostiene el último informe anual de 2020, reveló Agustín Marco en El Confidencial.

Aherlow es la filial tenedora de las acciones del grupo de medios y educación. Esta sociedad tenía un patrimonio a finales de 2019 de 74,5 millones de euros, ya que acudió a las dos ampliaciones de capital que Prisa llevó a cabo en 2018 y 2019 por 763,2 millones. Para ello, los Polanco pidieron un crédito a Banco Santander por 47 millones de euros. Una línea de financiación que les obligaba a cumplir determinadas ratios. Pero la caída en bolsa de la editora de ‘El País’ tras la irrupción del covid-19 provocó una ruptura de estas ratios, por lo que la familia pidió a Ana Botín que les eximiese por seis meses de esos deberes.

Botín ejercía en esos momentos una gran influencia en el consejo de administración de Prisa, donde tenía a Javier Monzón, íntimo amigo suyo y consejero de varias filiales del banco, como presidente. La presidenta del Santander concedió hasta un año a los Polanco para cubrir ese agujero, prórroga que extendió el pasado mes de marzo hasta enero de 2022, fecha en la que vence el préstamo. Las garantía de ese crédito son las acciones de Prisa, que la familia suscribió a 1,33 euros en ambas ampliaciones de capital de 2018 y 2019. Actualmente, la cotización se cambia en bolsa a 0,86 euros, por lo que la pérdida latente es del 35,33%.

Pero desde diciembre de 2020, cuando Joseph Oughourlian, máximo accionista de Prisa, con el 29,7% del capital a través del fondo Amber, provocó la dimisión de Monzón con la ayuda de Telefónica (9,9%), las relaciones de poder han cambiado totalmente. Los Polanco han perdido toda influencia en la compañía e incluso han renunciado a la presidencia de honor, en manos de Ignacio Polanco. La aparición de la multinacional francesa Vivendi, que ha comprado el 10% de la sociedad y que apoya a Oughourlian, ha desequilibrado completamente los dos bandos del accionariado. El grupo formado por los Polanco, Santander y el mexicano Carlos Fernández apenas suma el 16% del capital, frente al 50% que agrupan Amber, Telefónica y Vivendi. Más en El Confidencial

Comments


Leave a Reply


Your email address will not be published. Required fields are marked *