Tuesday, August 16, 2022


Refinerías de CITGO ya no dependerían del crudo venezolano, en contraste con la insistente propuesta de Carlos Jordá y Horacio Medina de importar petróleo producido por la sancionada PDVSA

Los resultados operacionales de Citgo, la filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos, indican que ya para la…

By admin , in Internacionales , at July 22, 2022

Los resultados operacionales de Citgo, la filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos, indican que ya para la primera mitad de 2022 se logró el objetivo de no depender de crudos pesados como los producidos en Venezuela y cuya alternativa estaba en la oferta de México o Colombia como se hizo a principios de 2019, cuando el gobierno estadounidense impuso las sanciones que prohibieron el comercio de la estatal venezolana en el mercado norteamericano.

Ese año, cuando Citgo pasó a estar controlada por una directiva nombrada por la Asamblea Nacional de 2015, la gestión de Luisa Palacios, como presidenta de la junta directiva, intentó utilizar el crudo Castilla de Colombia como sustituto del Merey de Venezuela, pero los problemas de producción colombianos impidieron cubrir totalmente la oferta, informó Petroguía.

Es así como en 2020 se tomó la decisión de modificar el patrón de refinación; sobre todo, en las plantas de Corpus Christi y Lake Charles para reducir la utilización del crudo venezolano y optar por un producto más liviano, obtenido en el mercado doméstico de Estados Unidos.

En el caso de la refinería de Lake Charles se ha logrado alcanzar un nivel de procesamiento de crudos livianos estadounidenses de 97% y en Corpus Christi se llegó a 61%. Estos porcentajes significan que, definitivamente, se reversó un esquema que en promedio era de 60% de crudo pesado venezolano versus 40% de liviano norteamericano.

En tal sentido, la posibilidad de que PDVSA pueda volver a enviar crudo a su filial no solo depende de un levantamiento de sanciones por parte del gobierno de Joe Biden o una flexibilización mediante el otorgamiento de una licencia por parte del Departamento del Tesoro; sino también de un análisis de costos y eficiencia, tomando en cuenta que los egresos en transporte y fletes se han reducido por la compra de petróleo en el mercado local.

Tales hechos contrastan con la posición de Carlos Jordá, director ejecutivo de CITGO y con la de Horacio Medina, presidente de una junta supervisora de la petrolera, ambos designados por el denominado “Gobierno interino” de Juan Guaidó. Jordá y Medina han defendido la tesis de la necesidad de importar crudo venezolano, producido por la PDVSA administrada por el Gobierno de Nicolás Maduro, con el propósito de mejorar la competitividad de CITGO en el mercado estadounidense.

Carlos Jordá y Horacio Medina, representantes del “interinato” de Guaidó en CITGO, dejan en evidencia las graves dificultades por las que atraviesa la petrolera, mientras proponen importar a Estados Unidos crudo de la PDVSA manejada por el Gobierno de Maduro

Comments


Leave a Reply


Your email address will not be published.