Prevén la venta de acciones de Citgo para el pago de deudas

Compartir

Citgo Petroleum, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), el activo venezolano más valioso en el extranjero y la séptima refinería más grande dentro de Estados Unidos está cerca de tener un cronograma para las venta de sus acciones. El monto deberá servir para cancelar una deuda con la corporación canadiense Crystallex generada por expropiaciones que ordenó Hugo Chávez en 2011 sin reembolsarlas. Hoy el saldo pendiente oscila entre los 900 y 1400 millones de dólares.

En consecuencia, el activo venezolano más valioso, capaz de refinar casi 800.000 barriles de petróleo diarios y con más de 10000 estaciones de servicio en todo EE. UU. podría pasar por «una escisión». Es decir, su división debido a la venta de acciones, reveló Oriana Rivas en PanAm Post.

La decisión estará a cargo del juez estadounidense, Leonard Stark, reseñó Reuters. El mismo que el año pasado autorizó la venta. En aquel momento rechazó los argumentos de desestimación que presentó el opositor Juan Guaidó y por eso, ordenó a las partes involucradas investigar cómo debía ser el proceso de venta de acciones ya que sobre la empresa se cierne la protección del Departamento del Tesoro de EE. UU. El problema, es que dicha táctica para ganar tiempo expira en enero de 2023. Menos de lo estipulado ahora por la justicia para ejecutar la medida.

La empresa que maneja refinerías y comercializa combustibles así como productos petroquímicos está constantemente en idas y vueltas por las deudas generadas durante los gobiernos de Chávez y Maduro. Todas las expropiaciones, así como los bonos 2020 y el embargo de activos solicitado por la petrolera estadounidense ConocoPhillips «han sido incluidos en las deliberaciones de la corte sobre el proceso de venta», detalló la agencia de noticias.

Por ende, serán seis meses lo que tendrá el supervisor de la venta de las acciones para conseguir el consentimiento de la OFAC, la cual mantiene la protección sobre Citgo. Según el portal, la operación podría avanzar sin que lo apruebe dicha oficina de activos. Pero eso podría afectar la confianza de inversores que consideren ofertar.

El calendario «podría incluir ofertas formales que vencen en siete meses y una audiencia judicial para aceptar la más alta dentro de los nueve meses posteriores a la fecha de lanzamiento establecida por el tribunal, según un expediente judicial. Todo el procedimiento incluye la comercialización, la licitación y las notificaciones a las partes», detalla el texto. / Más en PanAm Post


 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS