Lujo, escándalo y rehabilitación: los detalles de la boda de Michelle Salas, la hija de Luis Miguel, y Danilo Diaz Granados, el hijo de un bróker venezolano

Lujo, escándalo y rehabilitación: los detalles de la boda de Michelle Salas, la hija de Luis Miguel, y Danilo Diaz Granados, el hijo de un bróker venezolano

Compartir

El pasado sábado 14 de octubre se celebró en Italia la boda de Michelle Salas, hija del cantante Luis Miguel, y Danilo Diazgranados Salvatierra, hijo del empresario venezolano Danilo Diazgranados Manglano. La ceremonia fue íntima y contó con la presencia de familiares y amigos cercanos de la pareja, que disfrutaron de un escenario de ensueño en la Toscana. Sin embargo, detrás de esta historia de amor y lujo se esconde una polémica sobre el origen de la fortuna de los Diazgranados y la forma en que algunos medios de comunicación han presentado al novio y su boda.

«Un escenario perfecto entre historia, naturaleza y tradición»

Michelle Salas confesó en una entrevista que México había sido su primera opción para realizar su boda y su segunda opción había sido Italia, donde finalmente se casó con Danilo Diazgranados Salvatierra. Según dijo, Italia es para ella un escenario perfecto entre historia, naturaleza y tradición, y tiene lugares que hablan por sí solos, según un reporte de la web Ciudad Gótica News.

La finca elegida para la celebración fue Il Borro, Relais & Châteaux, una propiedad de Ferruccio Ferragamo, hijo del famoso diseñador Salvatore Ferragamo, localizada en la Toscana. Se trata de un oasis de estilo similar al de un pueblo medieval formado por una villa del siglo XIX rodeada de terrenos e instalaciones dedicados a la agricultura. En los alrededores se producen vinos y aceites de oliva ecológicos mediante métodos tradicionales. La finca cuenta con piscina, spa y la cocina de la Osteria del Borro.

La influencer y modelo lució trajes de Dolce & Gabbana

La novia, que es influencer y modelo, lució tres vestidos diferentes a lo largo de la velada, todos ellos de Dolce & Gabbana. El de la ceremonia fue un voluminoso vestido de novia con corte de princesa y una cola de más de dos metros de largo.

La novia recibió como obsequio de su padre joyas con brillantes, zafiros y oro blanco. Luis Miguel se trasladó a Italia en helicóptero junto a su pareja Paloma Cuevas luego de suspender un concierto para acompañar en la boda a su hija. El cantante entregó a su hija en el altar y bailó con ella. La revista HOLA! USA confirmó que Luis Miguel caminó con su primogénita hacia el altar y que fue además el padrino de la boda. Según HOLA! USA, el primer tramo de la emotiva entrada de la novia fue realizado junto a su madre, Stephanie Salas, una actriz mexicana que quedó embarazada de Luis Miguel tras un romance fugaz a los 18 años. Acto seguido, y a mitad de camino a dar el ‘sí, quiero’, Luis Miguel retomó la posta y tomó del brazo a su hija para entregarla al novio.

Luis Miguel durante la boda de su hija Michelle Salas

El novio es hijo de un polémico empresario venezolano

El venezolano Danilo Diazgranados Salvatierra es hijo de Danilo Diazgranados Manglano, un empresario venezolano que se hace llamar con el alias de «Jet» y que ha estado envuelto en diferentes escándalos financieros en su natal Venezuela. Sin embargo, tal parece que de manera intencional, el pasado y los negocios de los Diazgranados han sido omitidos o tergiversados en algunos medios de comunicación que han reseñado detalles de la boda.

Danilo Diazgranados Manglano

En algunos medios se presenta al novio como «Danilo Diaz Granados», separando su apellido, posiblemente con la intención de ocultar las polémicas alrededor de su padre. Además, se le describe como un exitoso empresario dedicado al mundo de la moda, que se graduó en Ciencias Económicas y Empresariales en el Babson College, y que una vez que finalizó sus estudios, se estableció en Miami con miras a emprender una carrera en el mundo de los negocios, labor que comenzó con la apertura de la boutique “Toys for Boys”.

“Toys for Boys”, según PR Newswire, surgió debido a la demanda existente entre la comunidad hispana en Miami de artículos lujosos, sobre todo joyería y relojes finos. Este fue el primer negocio de «Danilo Díaz», pero no el único, pues ha logrado abrirse paso poco a poco en las inversiones. Además de fundar “Toys for Boys”, «Danilo Díaz» se desempeña como asesor corporativo en Fireman Capital Partners; de igual manera, además de orientar a empresarios estadounidenses, el venezolano abrió otra empresa: “Edge of Glory Films”.

La información proporcionada a diferentes medios sobre Michelle Salas y «Danilo Diaz Granados» parece provenir de una agencia de relaciones públicas que tiene a su cargo la agenda de la influencer, pues los mismos textos sobre las actividades de la pareja y su boda han sido reproducidos por diferentes medios. Entre esos medios se encuentran HOLA!, Vogue México (a la que vendieron fotos exclusivas de la boda), People en Español, TVyNovelas, Telemundo, El Universo, Infobae, Marca, Semana (España), El Financiero, Publimetro, El Pitazo (medio dirigido en Venezuela por el periodista César Batiz) etc. Algunos en la redes sociales han criticado la actitud complaciente de esos y otros medios respecto al tema.

Los vínculos políticos de los Diazgranados

Se rumora que el opositor venezolano Leopoldo López se ha convertido recientemente en uno de los socios del medio de comunicación El Pitazo, como parte de su propio proyecto político. Se dice que Danilo Diazgranados Manglano es uno de los que le está facilitando apoyo financiero a Leopoldo López y que a eso se debería la reseña social hecha por El Pitazo sobre la boda de Michelle Salas y «Danilo Diaz Granados». Pero más allá de los rumores, algo que es público y notorio es que Danilo Diazgranados Manglano utiliza como su relacionista pública a Llorente & Cuenca, una consultora española especializada en comunicación y gestión de la reputación. Es también público y notorio que en el año 2018 Llorente & Cuenca contrató a la madre de Leopoldo López como vicepresidenta de Advocacy LatAm. En el año 2021, Llorente & Cuenca causó polémica, luego que se conociera que la consultora española había sido contratada por la empresa Monómeros para servicios de comunicaciones. Monómeros es una petroquímica que opera en Colombia, que se encontraba en ese momento bajo el control del «gobierno interino» venezolano presidido por Juan Guaidó, un aliado de Leopoldo López. La polémica se debió justamente a que la madre de Leopoldo López es vicepresidenta de Llorente & Cuenca, por lo que se comentó que el tráfico de influencias permitió que Llorente & Cuenca fuese contratada por Monómeros.

Un pasado de «travesuras» y explosiones y un antiguo tío narcotraficante

Danilo Diazgranados Manglano

Danilo Díazgranados es un empresario y asesor financiero venezolano que ha estado involucrado en diversos negocios y polémicas a lo largo de su carrera. Entre sus actividades más cuestionadas se encuentra la intermediación de una operación de compra de bonos del gobierno británico por parte del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), una institución creada por Hugo Chávez para financiar proyectos sociales con el excedente petrolero. Según documentos internos de un banco suizo, Díazgranados recibió el encargo del Fonden para adquirir 1,3 millardos de libras esterlinas en bonos a través de una empresa offshore llamada Craft Financial, creada solo para ese fin. La operación generó comisiones millonarias que fueron depositadas en cuentas de la entidad bancaria Compagnie Bancaire Helvétique (CBH), donde Díazgranados era cliente desde 1991.

Los documentos del banco suizo revelaron que Díazgranados posee una fortuna superior a los 2 millardos de dólares, que ha invertido en diversos sectores como seguros, bebidas, inmobiliario y tecnología, tanto en Venezuela como en Estados Unidos, Suiza, Bélgica y España. El bróker se mudó a República Dominicana en 2008, donde reside actualmente con su familia en una lujosa casa en la zona de Casa de Campo. Allí también participó en la construcción del Blue Mall de Santo Domingo, un centro comercial que alberga tiendas exclusivas y un hotel de la cadena JW Marriot.

Díazgranados se caracterizó desde su infancia por ser un niño travieso y ostentoso. En el colegio donde estudió en Caracas, solía llevar relojes y zapatos de marca, además poseía juegos de video y un televisor a color que nadie más tenía entonces. También le gustaba viajar a Estados Unidos, donde se graduó en la Universidad de Miami y abrió varias empresas en los años 80 y 90. En 1993, fue señalado como cómplice de una serie de atentados con explosivos que causaron pánico en la capital venezolana y afectaron el mercado financiero. Según él, fue involucrado por su entonces concuñado, el narcotraficante Walter Alexander Del Nogal, quien era el autor intelectual de los hechos. Díazgranados salió sin cargos penales del proceso judicial.

El venezolano Walter Alexander Del Nogal, quien estuvo casado con una tía materna del ahora esposo de Michelle Salas, «Danilo Diaz Granados» Salvatierra, es un personaje no menos polémico. Walter Alexander Del Nogal es un conocido narcotraficante venezolano que ha logrado escapar de varias capturas y procesos judiciales en diferentes países. En 2006, Walter Alexander Del Nogal fue detenido en Suiza por lavar dinero del narcotráfico, pero se fugó. En 2007, Del Nogal fue apresado en Sicilia, Italia, por su conexión con la mafia siciliana en el negocio de las drogas, pero logró ser extraditado a Francia, donde salió en libertad bajo fianza. En 2018, Alex Del Nogal, como es también conocido, fue incluido en la lista OFAC como acusado de lavar dinero del narcotráfico.

Lujo, polémica y «pasado de la raya»

La ceremonia y la celebración de la boda de Michelle Salas y Danilo «Diaz Granados» Salvatierra se realizaron entre el viernes 13 y el domingo 15 de octubre en la finca Il Borro, en la Toscana. La boda estuvo rodeada de lujo y polémica, pero también de otros hechos menos comentados hasta ahora por la prensa, según se ha podido conocer por fuentes cercanas a la familia Diazgranados.

¿Vicio superado?

Danilo «Diaz Granados» Salvatierra es presentado en la prensa de farándula como un empresario exitoso en el área de la moda, la joyería y los relojes de lujo, así como un experimentado consultor financiero. Sin embargo, poco se dice que su supuesto «éxito» en los negocios se lo debe a la fortuna de su padre más que al talento propio.

Además, se ha sabido, por fuentes próximas a la familia, que hace poco tiempo el padre de «Diaz Granados» Salvatierra tuvo que internarlo en una clínica en Nueva York, que se encarga de la rehabilitación de pacientes adictos a la cocaína. Se cree que una adicción pudo haber sido el motivo por el que «Diaz Granados» Salvatierra y Michelle Salas habían roto la relación que mantuvieron años atrás, relación que tuvieron antes de reencontrarse, reconciliarse y casarse. Todo parece sugerir que el novio de Michelle Salas se sometió a terapias de desintoxicación antes de la boda.

Un protocolo incomprensible y ridículo

La pareja exigió a los invitados lucir un atuendo diferente para cada día de la celebración, además de prohibir el uso de teléfonos móviles. En el lugar del festejo fueron colocados inhibidores de señales para que los teléfonos móviles no funcionaran. A la entrada del lugar de la celebración les eran retirados los teléfonos a los invitados, además de ser sometidos a una revisión con detectores de metal.

 

Las normas del protocolo han sido catalogadas como «incomprensibles» y «ridículas» por algunos críticos, que consideran que la pareja quiso evitar la sobreexposición mediática, pero al mismo tiempo generó más expectativa y curiosidad sobre su boda. Los ahora esposos habían celebrado una pre-boda en México a la que asistieron los familiares de Michelle Salas, incluidas la actriz retirada Silvia Pinal, bisabuela de la novia; y la abuela de Salas, la también actriz Sylvia Pasquel, entre otros parientes.

 

Danilo Diazgranados Manglano, el padre del novio, habría hecho caso omiso a las sugerencias de sus asesores, que le aconsejaron evitar que la boda y la celebración de su hijo fuese muy pública y pomposa. Según personas próximas a los Diazgranados, los asesores del empresario le advirtieron que los escándalos financieros y personales alrededor de Danilo Diazgranados Manglano y su familia pudieran afectar sus actuales negocios si, a propósito de la boda, se exponían demasiado ante los medios.

Uno de los invitados que destacó en la boda fue el exfutbolista brasileño Ronaldo Nazário, como invitado de Danilo Diazgranados Manglano. El propio Ronaldo reconoció públicamente en el año 2020 su amistad con Diazgranados Manglano, luego que se comentara que Diazgranados había entrado como socio del Real Valladolid, el club de fútbol adquirido por Ronaldo en España en el año 2018. La sociedad entre Ronaldo y el bróker en el club de fútbol se habría dado a través de Octavio Boccalandro, representante de los intereses del venezolano. Sin embargo, Ronaldo ha negado que Diazgranados Manglano sea su socio en el Real Valladolid, aunque sin lograr despejar las dudas que todavía existen sobre ese tema.

Con la boda de Danilito ahora quizás puedan terminar de disiparse los aparentemente infundados rumores sobre su sexualidad.



Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS