Llega a su fin juicio en Estados Unidos contra los venezolanos Roberto Rincón, José Luis de Jongh y José Manuel González Testino por caso de sobornos en la industria petrolera

Llega a su fin juicio en Estados Unidos contra los venezolanos Roberto Rincón, José Luis de Jongh y José Manuel González Testino por caso de sobornos en la industria petrolera

Compartir

El juez del Distrito Sur de Texas, Gray H. Miller, que lleva el caso de sobornos del venezolano Roberto Rincón, pautó para este miércoles, 25 de enero, la lectura de sentencias a Rincón y a otros dos involucrados: un extrabajador de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) José Luis de Jongh Atencio y el empresario José Manuel González Testino.

La lectura de sentencias para los tres venezolanos se realizará a las 10:00 am en Estados Unidos. El empresario venezolano Roberto Rincón fue imputado en EE. UU. por pagar sobornos a cambio de contratos lucrativos para Pdvsa. El Departamento de Justicia de EE. UU. reveló que tanto él como su socio Abraham Shiera sobornaron a diversos funcionarios por ganar los procesos de licitación para construir generadores de electricidad, señaló El Pitazo.

Entre los sobornos que recibieron los extrabajadores de Pdvsa destacan whisky, relojes de marca, boletos de avión, viajes, pagos de hipotecas y miles de dólares que se pagaron disfrazados de comisiones.

Rincón se declaró culpable de sobornos ante un tribunal federal de Houston, de dos cargos que incluyen violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero en 2018.

José Luis de Jongh Atencio era gerente del Grupo de Proyectos Especiales de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos. En marzo de 2021 se declaró culpable por el cargo de conspiración para lavar dinero en EE. UU. Admitió haber recibido cerca de siete millones de dólares en pagos de sobornos. Enfrenta una pena de 20 años de prisión.

José Manuel González Testino es otro de los acusados a los que se les leerá la sentencia este 25 de enero. Se trata de un empresario contratista de Pdvsa y Citgo. En 2019 se declaró culpable ante una corte federal de Houston de participar en una red de sobornos para asegurar y mantener contratos de energía y logística.

Se declaró culpable por un cargo de conspiración, un cargo por violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero y un cargo por no haber reportado sus cuentas bancarias extranjeras. Él es un ciudadano estadounidense-venezolano.



COMMENTS