Encomiendas de Cargo Élite, empresa del venezolano Ysmael Rodríguez Suárez, navegan entre la incertidumbre y las denuncias de estafa

Encomiendas de Cargo Élite, empresa del venezolano Ysmael Rodríguez Suárez, navegan entre la incertidumbre y las denuncias de estafa

Compartir

El cierre repentino de Cargo Élite, una empresa dedicada al traslado de paquetes entre Florida y Venezuela, ha sumido en la desesperación a más de 300 clientes. Fue en noviembre cuando muchos confiaron sus paquetes, llenos de ropa, medicinas y alimentos, a Cargo Élite, esperando alegrar las navidades de sus seres amados en Venezuela. Sin embargo, esas expectativas se han visto truncadas, y ahora las promesas de entrega se pierden entre sombras de dudas y desorganización.

Las oficinas de la compañía en ciudades estadounidenses como Orlando, Miami, Tampa y Atlanta están clausuradas. La empresa ha desaparecido, cortando toda comunicación y dejando a sus usuarios sin respuestas. La plataforma web, que antes permitía rastrear los envíos, hoy solo refleja retrasos atribuidos a la aduana venezolana, pero sin ofrecer más explicaciones.

La situación en Venezuela

En territorio venezolano, el panorama no es más alentador. Las oficinas en Caracas y Valencia también están cerradas. Apenas en Maracay, donde se atiende al público semanalmente, los empleados mantienen una esperanza frágil, indicando que esperan la liberación de la carga por parte de aduanas. Sin embargo, hay ocasiones en que los mismos trabajadores informan sobre vacaciones inesperadas, aumentando la incertidumbre de los clientes.

La empresa, por su parte, ha optado por el silencio. Sus comunicados escasos y esporádicos a los medios contienen disculpas por los inconvenientes causados, pero no ofrecen soluciones claras ni un final a la vista para la crisis que han generado.

 

Figuras públicas y la controversia

Daniela Kosán y Ramón Castro, presentadores de televisión reconocidos en Venezuela, se han visto en el ojo del huracán por haber promocionado a Cargo Élite. Tras entrevistar en su momento a Ysmael José Rodríguez Suárez, dueño de la empresa, y presentarlo como un ejemplo de éxito empresarial, ahora se desvinculan de la situación aclarando que su relación comercial con la empresa concluyó hace casi dos años.

 

Mientras tanto, los empleados de Cargo Élite que optaron por renunciar denuncian adeudos y una gestión deficiente. Los usuarios, por su parte, se sienten estafados al descubrir que la empresa les proporcionó números de contenedores que no existen, complicando así el rastreo de sus pertenencias.

Acciones de los afectados

En busca de justicia, los clientes afectados se han organizado en redes sociales para presentar sus reclamos colectivamente. Hacen un llamado para que se presenten quejas ante la Comisión Federal de Comercio y el Better Business Bureau, señalando directamente a Ysmael Rodríguez y a la gerente general, Suhail Fonseca, como los responsables de su situación angustiante.

Una disputa entre Ysmael Rodríguez y su socio venezolano, Larry José Zea Guillén, podría ser el detonante de esta debacle. Zea Guillén, quien posee un historial en cargos gubernamentales en Venezuela, habría usado su influencia para retener la carga, presionando así a Rodríguez para resolver una deuda pendiente. Este conflicto entre socios se perfila como la posible causa del colapso de Cargo Élite y la angustia de cientos de clientes.

La frustración de los afectados se hace eco en las redes, donde se multiplican historias como la de una usuaria que relató su calvario al tratar de recuperar sus paquetes. Tras realizar una compra en noviembre, y pese a la comunicación inicial con la empresa, se encontró con una caja extraviada y un servicio al cliente inexistente. Esta es solo una de las muchas voces que aún claman por una solución.


Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS