Los secretos de Rafael Reiter, el exjefe de seguridad de Pdvsa que negocia con EEUU

Los secretos de Rafael Reiter, el exjefe de seguridad de Pdvsa que negocia con EEUU

Compartir

El periodista especializado en criminalística Javier Ignacio Mayorca presentó en su podcast el caso de Rafael Reiter Muñoz, alias Nadal, el exdirector de Prevención y Control de Pérdidas de Pdvsa, que está detenido en Madrid desde 2017 y que ha puesto en jaque a las autoridades de EEUU, España y otros países con sus declaraciones.

En el episodio titulado «Por la senda del Pollo», Mayorca explica cómo Reiter ejerció funciones de «policía interna» en la estatal petrolera durante la gestión de Rafael Ramírez, y cómo mantuvo una estrecha relación con el mayor general Hugo Carvajal, el Pollo, exzar de la inteligencia venezolana.

Mayorca detalla las condiciones que Reiter ha puesto para cooperar con los fiscales estadounidenses que solicitan su extradición por delitos de lavado de dinero y corrupción. Entre ellas, declarar por teleconferencia y obtener inmunidad total. Asimismo, revela que Reiter habría asomado su disposición de declarar contra Ramírez y el ex viceministro de Energía Eléctrica Nervis Villalobos, pero luego se retractó. El periodista señaló:

«El 26 de abril, Rafael Reiter Muñoz concretó la apuesta más arriesgada desde que se encuentra detenido en Madrid.

El exdirector de Prevención y Control de Pérdidas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) durante la gestión de Rafael Ramírez finalmente puso las cartas sobre la mesa de negociación con los fiscales que solicitan su extradición a Estados Unidos.

Reiter ejerció funciones de «policía interna» en la estatal petrolera, primero en Caracas (2003) y posteriormente con alcance nacional (2010). Esto no era un eufemismo. Por sus manos pasaba la información sobre lo humano y lo divino de la principal industria del país. Cuando algo no le gustaba, actuaba en conjunción con la Dirección de Contrainteligencia Militar, bajo el mando del mayor general Hugo Carvajal, el Pollo. La Dgcim, hasta hoy, tiene a funcionarios destacados en los principales enclaves petroleros del país.

La relación entre el Pollo y alias Nadal se extendió más allá de lo estrictamente laboral. Ambos eran socios informales en muchos proyectos. Por eso, Reiter fue uno de los más entusiastas participantes en el comité de bienvenida al exzar de la inteligencia venezolana, cuando las autoridades de Aruba lo liberaron, tras desechar la solicitud de extradición formulada por Estados Unidos, en julio de 2014. En esa oportunidad, el funcionario no podía ocultar su euforia, mientras acompañaba al general por los pasillos del aeropuerto de Maiquetía.

Pero las informaciones conocidas en los últimos días también reflejan que Carvajal, además de compartir intereses pecuniarios, pudo ser una especie de ejemplo para el expolicía de Pdvsa.

No es casual que ambos fuesen detenidos en España. Ciertamente, a ese país han llegado miles de venezolanos de bien, y probablemente seguirán llegando. Pero es palpable que, simultáneamente, mucho de la criminalidad de cuello blanco gestada en la Venezuela chavista también ha buscado cobijo en ese territorio. España, afirmaba el autor de Gomorra, Roberto Saviano, «está repleta de traficantes y criminales» de múltiples nacionalidades, que han encontrado allí un escenario ideal, pues hay grupos locales dispuestos a servirles. A veces, esto sucede gracias a un fenómeno conocido como «ceguera voluntaria»: no veo lo que es evidente. Sobre esto, un diplomático español alguna vez expresó, inundado de candidez, que ellos no iban a perseguir a los capitales venezolanos si no existían pruebas tangibles. Más claro, imposible.

Desde la guarida europea, Carvajal ha logrado capotear las embestidas norteamericanas. Cuando parecía que tenía un pie en el avión que lo llevaría a Nueva York, el oficial ha logrado ganar días, semanas y meses de permanencia en la Madre Patria. Esto, desde luego, no es gratuito. Las autoridades de EEUU saben que el general, alguna vez calificado por ellas como «la joya de la corona», todavía es una mina de información.

Lo enviado por él en varias andanadas no es más que un abrebocas. La estancia en España, aunque con libertad limitada, pareciera ser una contraprestación. En los procesos de extradición, es fundamental la permanente presión del Estado solicitante. De lo contrario, languidecen.

Testigo, no acusado

Todo este panorama está ante Reiter. El 26 de abril, a través de su abogado Nielson de Souza, puntualizó que los estadounidenses no contarán con su cooperación a menos que accedan en dos cuestiones. En primer lugar, cualquier aparición en un proceso judicial ventilado en EEUU se llevaría a cabo a través de teleconferencia, «en capacidad de testigo». Esto implicaría un cambio en su estatus legal. En concreto, los norteamericanos intentan que Reiter comparezca en la audiencia de juicio contra Paulo Jorge da Costa Casqueiro, señalado como uno de los que brindó asistencia para el lavado de dinero de los sobornos, a través de una empresa registrada en Suiza.

En segundo término, «(Reiter) ha decidido no entregar ninguna información a las autoridades americana sin una garantía de inmunidad total relativa a los procedimientos en EEUU y sin la garantía de prohibición de compartir información» con otras jurisdicciones.

Previo a esto, alias Nadal habría asomado su disposición de declarar contra el ex ministro de Petróleo Rafael Ramírez y el ex viceministro de Energía Eléctrica Nervis Villalobos. De hecho, en un expediente que obra en el Distrito Sur de Houston (Texas) fue consignada una declaración jurada del agente de Seguridad Interior Christopher Read, quien aseguró el 3 de abril que el exjefe de Prevención y Control de Pérdidas de Pdvsa describiría en audiencia cómo los sobornos en las contrataciones de la estatal «eran lugar común», y admitiría que él mismo había recibido tales pagos, por conducto del entonces viceministro Villalobos.

Pero Reiter reculó. La carta de su abogado, remitida tres semanas después a la oficina del Procurador Especial contra la Corrupción y el Crimen Organizado, asegura que lo dicho por Read no es cierto. Además, sugirió que el agente estadounidense se enteró de tales cuestiones gracias a sus contrapartes españolas, lo que violentaría el principio de confidencialidad en las negociaciones.

En otras palabras, en el caso de Reiter están en curso procesos paralelos de entendimiento con EEUU, España y, probablemente, otras jurisdicciones como las de Portugal y Andorra, donde los ilícitos con fondos de Pdvsa también son investigados.

Breves

*La defensa de Alex Saab se anotó un pequeño triunfo cuando el juez de la Corte del Distrito Sur de Florida Robert Scola, autorizó la utilización de ciertos correos electrónicos en procesos judiciales que se adelantan en Cabo Verde e Italia. El permiso fue concedido en una audiencia a puerta cerrada, cuya transcripción fue divulgada en enero. Estas comunicaciones fueron emitidas el jueves 26 de marzo y el viernes 12 de junio, ambas de 2020. En esta última fecha ocurrió la detención del empresario colombiano, cuando hizo una escala en el archipiélago de Cabo Verde. Los abogados sostienen que Saab fue apresado basado solamente en una notificación roja de Interpol, sin prestar atención a su pretendido estatus diplomático. Como se recordará, el comerciante viajaba entonces en calidad de «enviado» de Nicolás Maduro ante el gobierno de Irán. De acuerdo con lo ventilado durante la audiencia en la corte de Miami, existían dudas sobre si estos correos estaban amparados por una «orden de protección», que impedía a los defensores utilizarlos en otros ámbitos. Los representantes de la Fiscalía y el Departamento de Justicia admitieron que los textos formaron parte de los mensajes intercambiados por el «equipo de investigación», conformado en EEUU para trabajar este caso. Pero sus respuestas fueron ambiguas en cuanto al tratamiento que debían tener, es decir, si los textos debían permanecer en secreto. Gracias a esta decisión, el grupo de Saab contó con nueva munición para litigar contra el gobierno caboverdiano, y defender en Italia los intereses de su esposa Camila Fabri, investigada en ese país por lavado de dinero.»

Escuche a continuación el Podcast…



Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS