Saturday, September 25, 2021


Exfuncionarios venezolanos han conseguido en España un refugio para sus fortunas asociadas a la corrupción

Un exilio dorado en España ha sido protagonizado por empresarios venezolanos cercanos al poder político y por exfuncionarios de alto rango que acumularon grandes…

By admin , in Internacionales , at August 11, 2021

Un exilio dorado en España ha sido protagonizado por empresarios venezolanos cercanos al poder político y por exfuncionarios de alto rango que acumularon grandes fortunas durante los últimos 20 años de gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Muchos de ellos están acusados por hacer negociados con el petróleo, con contrataciones públicas o con operaciones con divisas en un mercado cambiario que era controlado por las autoridades. Desde 2014, con la muerte de Chávez, aumentó la tendencia de emigración de portadores de grandes capitales al país europeo.

Se asentaron con la ayuda de los visados de residencia para inversores, las golden visas que permiten al beneficiario permanecer en el país tras una inversión superior a los dos millones de euros o con la compra de un inmueble de más de 500 mil euros. No tuvieron las premuras de los millones de venezolanos que han salido de su país por la emergencia humanitaria: llegaron en aviones privados o con la discreción de la clase business, reveló Chavismo INC en Seguros y Banca.

Chavismo INC. rastreó personas vinculadas al chavismo en documentos judiciales y otros registros públicos de 69 países, con los que se construyó una base de datos que ofrece un retrato aproximado del patrimonio y las relaciones de esas personas. La vida de lujo, las inversiones y los movimientos bancarios despertaron en algunos casos la sospecha de autoridades judiciales españolas que iniciaron al menos nueve investigaciones por presuntos delitos de lavado de dinero, falsedad documental, delito fiscal, soborno, prevaricación, corrupción en las transacciones económicas internacionales, administración desleal, estafa y delitos contra la Hacienda Pública, de acuerdo con la sistematización realizada para el presente trabajo.

Sólo en seis de esas causas se sigue el rastro de más de 230 millones de dólares del patrimonio público venezolano que quedaron comprometidos. De las 31 sociedades identificadas en Chavismo INC., hay 20 mencionadas en alguna investigación.

La operación de desembarco se orquestó con patrones que se repiten en muchos casos. El primero fue la constitución de sociedades interpuestas en España y países con políticas fiscales laxas como Panamá, pero también Suiza, Islas Caimán, Malta, Liechtenstein, Andorra y Chipre, entre otrosA través de esas sociedades, invirtieron en uno de los mercados más especulativos: el sector inmobiliario, especialmente en barrios de lujo, para lavar dinero o generar rentabilidad, según sospechas de los investigadores. La modalidad permitió a algunos refugiarse en una vida social de alto nivel y mezclarse con la jet set española en lugares como la soleada Marbella, la exclusiva urbanización La Moraleja o el tradicional barrio de Salamanca, en Madrid. En muchos de los casos, contaron con los servicios de abogados y asesores contables locales, algunos emparentados con sectores conservadores.

La iniciativa de investigación transnacional de Transparencia Venezuela, capítulo local de Transparencia Internacional, la plataforma de periodismo latinoamericano CONNECTAS y Alianza Rebelde Investiga (ARI), en la que participaron periodistas e investigadores de Venezuela, Argentina, Panamá, España, Estados Unidos, República Dominicana, El Salvador, Nicaragua, Uruguay y Bolivia, reunió información que da cuenta de la magnitud de las operaciones del chavismo dentro y fuera de su país: los engranajes del capitalismo bolivariano en el mundo.

Telarañas millonarias

Una de las personas con mayor cantidad de sociedades, inmuebles y relaciones, de acuerdo con la base de datos, es Nervis Villalobos. Fue viceministro de Energía Eléctrica durante la gestión de Hugo Chávez —entre 2001 y 2006—, y tenía la llave de grandes contratos públicos, especialmente en el sector petrolero y eléctrico. Es investigado en Estados Unidos, España,  Portugal, Andorra y Venezuela por delitos como lavado de dinero que lo ubican en el dentro del ranking de los pesos pesados en supuestas rutas de sobornos millonarios y la consecuente legitimación de capitales.

Villalobos se instaló en Madrid en 2014 junto a su esposa, Milagros Coromoto Torres, y sus tres hijos. La familia empredió una vida de lujos desde entonces y en poco tiempo logró comprar inmuebles de alto valor, algunos situados en locaciones de las más caras del país. En su operación, el exfuncionario público contó con el apoyo de Alfonso Garrido Picón, del despacho B Law & Tax, un consultor español especializado en asesoría fiscal. Una de las empresas clave de Villalobos en España fue Kingsway Europe SL, según las investigaciones en el país europeo. Garrido confirmó a Chavismo INC. que brindó al exfuncionario servicios de “gestión contable y declaraciones fiscales” a esa compañía. “La información relativa a los servicios prestados al señor Villalobos está en manos de las autoridades de España”, añadió en un mensaje escrito de respuesta a un cuestionario.

A través de Kingsway Europe SL, Villalobos compró una serie de inmuebles, de acuerdo con documentos de la Fiscalía Anticorrupción de España. La empresa era financiada a través de una matriz denominada Kingsway LDA inscrita en Madeira, Portugal, que ha sido investigada por operaciones de lavado. Así él adquirió en 2017 dos apartamentos en la calle José Abascal, en el opulento barrio de Salamanca, cada uno de 300 metros cuadrados y con un valor de 1,6 millones euros. Ese rincón es el más caro de Madrid: el metro cuadrado oscila entre los 5 mil y los 9 mil euros. En la calle José Ortega y Gasset 44 compró para un familiar un lujoso apartamento valorado en más de medio millón de euros. También en 2017, Villalobos compró un piso de más de un millón de euros sobre la calle Barceló próxima al barrio Salamanca, según la fiscalía.

La justicia también posó su mirada en otra sociedad denominada Columbus Properties One, que lo vincula con otros venezolanos. A través de ella Villalobos realizó una inversión en Columbus Hills, en Marbella, el destino paradisíaco favorito de millonarios rusos, saudíes y británicos. Columbus Properties One es una Sociedad Cotizada Anónima de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi), un vehículo de inversión inmobiliaria que goza de ventajas fiscales, creado por el gobierno español en 2009 para atraer dinero en plena crisis. Estas sociedades no son supervisadas por los funcionarios de Hacienda, sino por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuyo presidente es nombrado directamente por el gobierno. A los venezolanos relacionados con Columbus Properties One, incluido el exviceministro, les embargaron un total de 115 inmuebles.

Villalobos ha estado dos veces preso en España y su deportación a Estados Unidos fue aprobada y luego retirada por la Audiencia Nacional. En el país europeo esa instancia lo vincula con la recepción de sobornos de parte de la empresa española Duro Felguera, contratada en 2008 para desarrollar un complejo de energía en Venezuela. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional lo relaciona con el lavado de 54,3 millones de euros a través de una compleja estructura financiera con nodos en España.

En Estados Unidos un tribunal de Texas le atribuye participación con un esquema millonario de sobornos asociado a la operación de la petrolera estatal venezolana Pdvsa y más recientemente el Departamento de Justicia le vinculó con lavado de activos del narcotráfico. En el principado de Andorra, un juzgado lo menciona como uno de los venezolanos que participó en movimientos de más de 2.000 millones de dólares a través del sistema bancario local. La trama involucra conexiones con una larga lista de países y nombres cercanos al chavismo que incluyen al expresidente de PDVSA y exembajador venezolano ante la ONU, Rafael Ramírez, y su primo Diego Salazar.

Contactado para este trabajo, Villalobos señaló a través de sus agentes de comunicaciones que ha respondido suficientemente las acusaciones. En declaraciones previas ha defendido su inocencia y ha argumentado que sus ingresos provinieron de actividades de consultoría con clientes, principalmente españoles, que atendió cuando se desvinculó del gobierno venezolano. 

Comments


Leave a Reply


Your email address will not be published. Required fields are marked *