Tuesday, November 30, 2021


¿Tomará Estados Unidos acciones contra Miguel Silva Pérez, otro vinculado a los negocios de Alex Saab?

Humildad y precaución. Dos palabras inexistentes en el vocabulario de los nuevos (y sombríos) personajes petroleros que aportan al gobierno…

By admin , in Internacionales , at November 1, 2021

Humildad y precaución. Dos palabras inexistentes en el vocabulario de los nuevos (y sombríos) personajes petroleros que aportan al gobierno de Maduro dólares frescos pasando por alto las fuertes sanciones de los Estados Unidos a Venezuela. Este caso en particular se trata de un socio de los colombianos Álvaro Pulido y Alex Saab.

El caso de estudio en esta oportunidad es el francamente estrambótico y actualmente residente en Panamá, Miguel Silva Pérez, un joven bolivariano, antiimperialista y, aunque no lo crean, profundamente capitalista que reaparece en el radar gracias a su negocio: vender petróleo.

Sin ser tan rimbombante, famoso y peligrosamente polémico como el serbio que le compra petróleo a Maduro; el estrambótico Silva Pérez se comercializa como un magnate petrolero de los negocios, siendo el presidente (siempre presidente) de la desconocida “empresita” Iveex Insaat con sedes en Londres, Estambul y Caracas.

En tal sentido la web La Patilla destaca que los registros de la Cámara de Comercio de Turquía muestran que Iveex Insaat se formó con un capital de solo 1.775 dólares americanos y que su principal actividad es la de “construcción residencial”, según nota de la agencia Reuters.

En su modesta página web oficial www.iveexpro.com, muestra su actividad y se vende como una empresa fuerte y experimentada en el ámbito petrolero que “importa, almacena, vende al por mayor, transporta y distribuye productos derivados del petróleo con un experimentado equipo de operaciones”, cuyo ÚNICO miembro es, como no, el presidente: Miguel Silva Pérez.

A través de este personaje arribaron 3 tanqueros llenos de combustible, en 2019 a Maracaibo en Venezuela, dos de ellos Africa Gew y Honesty.

Resaltando como único miembro del equipo, destaca en su vasto curriculum los múltiples cargos que ha desempeñado en dónde ha estado enchufadísimo desde hace unos nueve años. Una inmensa cantidad de patrañas que, conociendo el estado actual de Venezuela, sirvieron para… comprarse un Porsche.

Entre sus múltiples ¿cargos? destacan:

.- Presidente de la Cámara de Exportadores de Venezuela (CAVEX) (Actual)

.- Presidente del Grupo de Industrias de Emprendimiento de Venezuela (IVEEX), (Actual)

.- Coordinador General de la Fundación Patriota Social Recíproca Frontera Endógena Integral (SIENFRONT), (Actual)

.- Director de Asuntos Internacionales de la Federación Campesina de Venezuela (2016-2013)

Comisionado del Ejecutivo Nacional en Seguimiento y Control del Ministerio del Poder Popular de Ecosocialismo, Vivienda y Habitat (2014)

.- Coordinador del Eje Andino del Consejo Bolivariano de Integración Empresarial (2014)

.- Coordinador para el Estado de Táchira y Director Financiero Nacional de la Cámara Bolivariana de la Construcción (2014-2013)

.- Coordinador del Plan de Desarrollo de la Industrialización Integrada para el Estado de Táchira (2013); Asesor y consultor del “Presidente de Sc International Legal and Financial Consultants” (2012-2010).

Entre cielo e Instagram (y Twitter) no hay nada oculto

Reuters no pudo determinar los términos bajo los cuáles Iveex Insaat ha recibido petróleo venezolano. Tampoco fue posible confirmar quién finalmente compraría y refinaría el crudo, ya que la empresa no tiene refinerías.

PDVSA vendió barriles por primera vez a Iveex Insaat en abril de 2019, cuando cargó el petrolero Seamuse con 294.413 barriles de gasolina natural y nafta ligera virgen con destino a Oriente Medio. El barco aún no había descargado y permanecía anclado cerca de un puerto de Kuwait, según los datos de Refinitiv Eikon. Días después, se cargó una carga similar para Iveex en el petrolero Vinjerac.

La “firma” de Silva Pérez también cargó a los petroleros Delta Kanaris y Delta Harmony con más de 1 millón de barriles de crudo de Hamaca, un petróleo mejorado que PDVSA ha tenido problemas para vender porque su principal mercado era Estados Unidos. Sin embargo, estos tres buques permanecían anclados en puertos venezolanos, dijeron la fuente de PDVSA y dos fuentes de envío, según reseñó Reuters.

No obstante, las redes sociales del “empresario” lo ubican haciendo negocios en Turquía, con su estilo estrambótico y rimbombante que deja más dudas que certezas.

Un empresario de controversias petroleras

Petróleos de Venezuela (PDVSA) parece una empresa quebrada, a juzgar por el deterioro de sus instalaciones, la situación crítica de sus empleados, las denuncias de sus sindicalistas que posteriormente han sido perseguidos y la mediática compra de gasolina a países como Cuba. Pero, mientras tanto algunos «empresarios» se enriquecen con la fiebre del petróleo que no ha mermado en Venezuela.

Según un reporte de la web notaoficial.com, uno de los nombres señalados en el desangramiento de la industria petrolera es el de Miguel Silva Pérez, presidente de la desconocida Iveex Insaat con sedes en Londres, Estambul y Caracas, pero en la capital venezolana fue demandado por estafar a PDVSA por € 124.149.321,85; según consta en oficio del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, oficio Nro. 000539 del 1° de agosto de 2019. Silva además fue candidato a la Asamblea Nacional Constituyente en ´Venezuela.

«La demanda de contenido patrimonial es para ser tramitada por el Procedimiento por Intimación previsto en el artículo 640 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con los artículos 356 y 357 del Código de Comercio», interpuesta con solicitud de medidas cautelares nominadas e innominadas por la abogada Rocío Goitía Gómez, actuando con el carácter de apoderada judicial de la empresa PDVSA Petróleo, S.A.

¿Quién es Miguel Silva Pérez?

Actualmente, Miguel Silva Pérez se desempeña como presidente de la Cámara Venezolana de Exportadores y del Grupo Venezolano de Industrias del Emprendimiento (IVEEX). Además es Coordinador General de la Fundación Patriótica Social Reciproca Integral Endógena Fronteriza (SIENFRONT).

Mientras que entre 2013 y 2016 fue director de Asuntos Internacionales de la Federación Campesina de Venezuela; Comisionado del Ejecutivo Nacional en Seguimiento y Control del Ministerio del Poder Popular de Ecosocialismo, Vivienda y Hábitat (2014); Coordinador del Centro Andino del Consejo Bolivariano de Integración Empresarial (2014); Coordinador del Estado de Táchira y Director Financiero Nacional de la Cámara Bolivariana de Construcción (2014-2013); Coordinador del Plan Integrado de Desarrollo de la Industrialización para el estado Táchira (2013).

Según la sentencia contra Silva Pérez , a través de escrito del 4 de julio de 2019, Goitía Gómez, apoderada de la empresa PDVSA Petróleo, S.A., interpuso demanda “(…) a los fines de intimar el pago de facturas como consecuencia de la venta de hidrocarburos y derivados (…)”, contra la compañía Grupo Iveex Insaat y contra Miguel Silva Pérez.

El grupo dirigido por el desconocido empresario llevó a cabo una compra de hidrocarburos y derivados a la estatal venezolana PDVSA, por lo que se emitieron seis facturas cuya sumatoria ascendió a la cantidad total de 120 millones 449 mil 321,85 euros, discriminando el equivalente en bolívares de cada una de ellas, las cuales tuvieron fechas de vencimiento comprendidas entre el 10 de abril y el 1° de mayo de 2019. Pero, nunca pagó.

En su momento, Silva Pérez alegó que las referidas facturas “(…) se encuentran aceptadas por la parte demandada de forma tácita y se desprenden de los siguientes actos concluyentes: las primeras dos facturas en virtud de la propuesta de pago enviada por la demandada a la Vicepresidencia de Comercio y Suministro de Petróleos de Venezuela, en fecha 17 de mayo de 2019 (…) en la cual se manifiesta un reconocimiento de la acreencia, en tanto que a la fecha no se ha recibido objeción alguna sobre las mismas. De igual manera sucede con los Conocimientos de Embarque de las mercancías donde se evidencia que la sociedad mercantil Grupo Iveex Insaat recibió la mercancía (…) bajo el incorterm (sic) ‘FOB’, es decir, bajo el imperio de una cláusula de comercio internacional (…) en las que el comprador acepta la recepción del crudo y sus derivados en Buques contratados o fletados por la demandada”.

Sobre el Grupo Iveex Insaat

La empresa fue registrada en Estambul, según una reseña en su misma página web. «Brinda la experiencia y el apoyo financiero necesarios para el comercio internacional de energía para proporcionar el mejor servicio y soluciones a los consumidores finales a fin de satisfacer sus necesidades energéticas en un mercado de rápido crecimiento. Actualmente estamos registrados para comerciar con refinerías, otras compañías comerciales, grandes compañías petroleras, proveedores de energía, proveedores de combustible y compañías petroleras estatales».

Sin embargo las acusaciones por ser una empresa de maletín con sede en Turquía, cada día cobran más fuerza, especialmente tras la sentencia de tribunales venezolanos, luego de que empezara a comprar crudo a Petróleos de Venezuela (PDVSA) en el mes de abril de 2019.

La información sobre Iveex derivó de una serie de documentos relacionados con los planes de carga de la estatal venezolana al igual que informes internos sobre exportaciones e importaciones revisados por la agencia Reuters. Los registros de la Cámara de Comercio de Estambul muestran que Iveex Insaat se formó hace menos de un año con un capital de solo 10,000 liras (USD 1,775) y su principal actividad es la de “construcción residencial”.

La compañía turca fue una de las cinco empresas que cargaron buques para tomar el crudo mejorado de Venezuela, entre sus aceites más valiosos, de abril a junio. Además, cargó cuatro cargamentos de crudo y productos venezolanos en abril, equivalente a poco menos del 8 % de las exportaciones de petróleo de Venezuela, y nada en mayo o junio, según los documentos de PDVSA.

Silva Pérez se defiende

El empresario Miguel Silva Pérez ha señalado

“Como un paréntesis referente al caso donde PDVSA demanda a Iveex Insaat por no pagar a tiempo 120 millones de euros en facturas de cargamentos de derivados. En mi carácter profesional, siguiendo los métodos para una solución correcta en acuerdo y coordinación con la demandante PDVSA, Se logró llegar a un acuerdo donde se pudo ceder parte del cargamento a otro comprador y la parte restante fue devuelta a PDVSA. Toda esta información se mantiene soportada el Tribunal Supremo de Justicia libre de ser verificada. Todas las medidas cautelares que me fueron asignadas fueron respetadas y cumplidas. Al día de hoy las facturas se mantienen pagas con sus debidos soportes y comprobantes”

Esto dicen de Silva

Algunas reseñas en línea se refieren a Silva como un “seudo comerciante” venezolano, dueño de la “empresa de maletín”, Iveex Insaat. Silva se presenta como presidente de la Cámara de Exportadores de Venezuela. Ha mantenido muy bajo perfil a pesar de los cargos ocupados en el Ministerio de Vivienda de Venezuela en 2014, haber sido coordinador del plan de desarrollo gubernamental para el estado Táchira en 2013, y candidato a la Asamblea Nacional Constituyente en su país.

También lo señalan de haber aprovechado el derroche de dinero y la corrupción en Venezuela durante los últimos 20 años del Gobierno chavista, para crear empresas fachada en cualquier rubro y hacerse con grandes fortunas de una manera oscura y fácil.

Luego de la imposición de sanciones por parte de la OFAC a Petróleos de Venezuela (PDVSA) el Gobierno chavista optó como alternativa para vencer las sanciones, la venta de crudo a través de empresas poco conocidas, como Iveex Insaat.

El Grupo Iveex Insaat se formó en 2018 con un capital que apenas alcanzaba 10 mil liras turcas, equivalentes a casi 1.775 dólares, para el área de “construcción residencial”. Iveex alega tener «sucursales» en las ciudades de Londres, Estambul y Caracas.

Silva registró Iveex Insaat junto con un socio turco de nombre Erhan Kap, quien fungía como un guía turístico en Estambul en 2018, año en el que el país otomano recibió la visita del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Miguel Silva Pérez junto al líder chavista Diosdado Cabello

Según la web NotaOficial, Silva habría sido demandado por estafa a PDVSA por € 124.149.321,85; según oficio del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Nro. 000539 del 1° de agosto de 2019. «La demanda de contenido patrimonial es para ser tramitada por el Procedimiento por Intimación previsto en el artículo 640 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con los artículos 356 y 357 del Código de Comercio», interpuesta con solicitud de medidas cautelares nominadas e innominadas por la abogada Rocío Goitía Gómez, actuando con el carácter de apoderada judicial de la empresa PDVSA.

El neo-magnate petrolero venezolano Miguel Silva Pérez ha logrado sortear las sanciones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, al no haber sido incluido hasta la fecha en la lista de sancionados de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) y de otros órganos del gobierno federal estadounidense, contra personas que negocian con el gobierno de Nicolás Maduro.

Silva Pérez es descrito en algunas referencias como testaferro de personas vinculadas al gobierno de Maduro y como amigo y relacionado del propio Maduro.

Una empresa de Silva, sin refinerías, mejoradores, ni tanqueros petroleros, busca situarse a la par de otros gigantes del sector, con los que compite, careciendo de infraestructura y equipamiento comprobado.

Según sospechas, la empresa presidida por Miguel Silva, una firma de papel, es usada para intercambiar petróleo por combustible y además recaudar dinero en efectivo en divisas distintas al dólar, en Grecia, Turquía, Medio Oriente y Asia.

Neo-magnate

El neo-magnate petrolero venezolano Miguel Silva Pérez ha logrado sortear las sanciones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, al no haber sido incluido hasta la fecha en la lista de sancionados de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) y de otros órganos del gobierno federal estadounidense, contra personas que negocian con el gobierno de Nicolás Maduro.

Silva Pérez es descrito en algunas referencias como testaferro de personas vinculadas al gobierno de Maduro y como amigo y relacionado del propio Maduro.

Una empresa de Silva, sin refinerías, mejoradores, ni tanqueros petroleros, ha buscado situarse a la par de otros gigantes del sector, con los que compite, careciendo de infraestructura y equipamiento comprobado.

Según sospechas, la empresa presidida por Miguel Silva, una firma de papel, ha sido usada para intercambiar petróleo por combustible y además recaudar dinero en efectivo en divisas distintas al dólar, en Grecia, Turquía, Medio Oriente y Asia.

Proveedor de combustible en Venezuela

Ante los acuerdos entre la empresa MCC Petroleum y Petróleos de Venezuela (PDVSA), y la negación de Claus Ritzenhofen de cualquier relación comercial con PDVSA, habría que consultar a Miguel Josue Silva Pérez, orgulloso presidente de CAVENEX (Cámara de Exportadores de Venezuela).

Esta cámara de comercio de un solo hombre firmó un contrato con MCC Petroleum, el 22 de marzo pasado en nombre del Grupo INVEEX Insaat, para suministrar 350,000 barriles de gasolina y 225,000 barriles de nafta a PDVSA. Así una  cámara de exportadores afín al chavismo se ha convertido en un negociador de importación de gasolina / nafta para exportaciones.

¿Puerto de entrega? Gebze, Turquía. ¿Dónde paga Silva Pérez las facturas de MCC Petroleum? En una cuenta de Emirates NBD en USD.

Ante los últimos acuerdos entre la empresa MCC Petroleum y Petróleos de Venezuela (PDVSA), y la negación de Claus Ritzenhofen de cualquier relación comercial con PDVSA, habría que consultar a Miguel Josue Silva Pérez, orgulloso presidente de CAVENEX (Cámara de Exportadores de Venezuela).

Esta cámara de comercio de un solo hombre firmó un contrato con MCC Petroleum, el 22 de marzo de 2019 en nombre del Grupo INVEEX Insaat, para suministrar 350,000 barriles de gasolina y 225,000 barriles de nafta a PDVSA. Así una  cámara de exportadores afín al chavismo se ha convertido en un negociador de importación de gasolina / nafta para exportaciones.

¿Puerto de entrega? Gebze, Turquía. ¿Dónde paga Silva Pérez las facturas de MCC Petroleum? En una cuenta de Emirates NBD en USD.

Según ha señalado el periodista Alek Boyd en la web infodio.com, Silva Pérez entre otros cargos a sido Director de Asuntos Internacionales de la Federación Campesina de Venezuela (2016-2013); Comisionado del Ejecutivo Nacional en Seguimiento y Control del Ministerio del Poder Popular de Ecosocialismo, Vivienda y Hábitat (2014); Coordinador del Centro Andino del Consejo Bolivariano de Integración Empresarial (2014); Coordinador del Estado de Táchira y Director Financiero Nacional de la Cámara Bolivariana de Construcción (2014-2013); Coordinador del Plan Integrado de Desarrollo de la Industrialización para el Estado Táchira (2013); Asesor y Consultor del Presidente de Sc International Legal and Financial Consultants (2012-2010). «Silva Pérez no mencionó que su último empleo oficial (2009) fue en la Oficina del Fiscal General de Venezuela, durante el reinado de Luisa Ortega Díaz, con quien conservaría buenas relaciones y ante quien se cree a fungido como intermediario de sus socios Alex Saab y Álvaro Pulido (antes German Rubio).

Hay una serie de aspectos interesantes aquí. Primero, los perfiles de redes sociales de Silva Pérez, llenos de imágenes con pesados ​​chavistas, que es la única explicación necesaria para descubrir cómo llegó a ser proveedor de PDVSA.

Luego, está su IVEEX, LLC, una empresa registrada en Florida. Su caparazón turco, Grupo Inveex Insaat, comparte domicilio en Estambul con una empresa española llamada Construcción, Minería y Servicios (COMINS), que resultó haber obtenido una concesión de 7,000 hectáreas para prospectar y extraer coltán y oro en el Arco Minero de Venezuela. Otra vez aparece un negocio con el que se han relacionado Saab y Pulido (antes Rubio).

El oro extraído ilegalmente en Venezuela ha ido a parar a  bancos de Turquía y los Emiratos Árabes Unidos.

La oficina de Silva Perez en Londres es una de esas direcciones de alquiler de W1 utilizadas por empresas extranjeras.

Silva Pérez afirma que tiene una «alianza estratégica» con Advanced Appraisal. Esa sería la misma compañía con la que se relacionó el magnate Diego Salazar, mientras saqueaba PDVSA a la sombra de su primo el ex-ministro de petróleo Rafael Ramírez.

Pero entonces, ¿Qué hay de la negación de participación de MCC Petroleum con PDVSA?

Nunca faltan los «empresarios» dispuestos a sacar provecho del gobierno de Venezuela. Klaus Genbler y Claus Ritzenhofen lo acaban de mostrar.

La cuenta de NBD de Emirates de MCC Petroleum debe haber obtenido unos $ 7.3 millones el 27 de mayo, para una entrega de gasolina natural (Puerto de Gebze) facturada el 12 de abril.

Es muy probable que los fondos ya se hayan ido, aunque el Tesoro de los Estados Unidos debería investigar los acuerdos de Silva Pérez y MCC Petroleum, con la misma celeridad como ya lo ha hecho con sus socios Saab y Pulido (Rubio).

Comments


Leave a Reply


Your email address will not be published. Required fields are marked *