Sergio Díaz-Granados, presidente del Banco de Desarrollo de América Latina, participó en España en los “Diálogos del Agua” y supervisó obras financiadas por el organismo en Argentina

Compartir

El Banco de Desarrollo de América Latina celebró en Madrid durante el pasado mes de octubre la octava edición de los Diálogos del Agua.

La gestión del agua marcó la agenda de las administraciones públicas. Los recursos hídricos escasean, entre otros factores, como consecuencia del cambio climático. El ente público deberá actuar para reducir las desigualdades de acceso y consumo. Esa es una solución, la alternativa es que el suministro pase a manos privadas. En España, sin ir más lejos, más de la mitad de las reservas hídricas pertenecen ya al sector privado, de acuerdo con los datos de la Red Agua Pública (RAP) y la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS).

El Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, organizó la octava edición de los Diálogos del Agua bajo el título ‘Economía circular en la gestión del agua’ precisamente para debatir esta problemática en Iberoamérica. El objetivo de la discusión pasaba por encontrar vías eficaces para garantizar el acceso y consumo de los ciudadanos. El anfiteatro Gabriela Mistral de la Casa América de Madrid, un espacio emblemático, acogió un evento que coincidió con el 30º aniversario de la fundación del centro, reveló Álvaro Escalonilla en Atalayar.

El presidente ejecutivo de CAF, Sergio Díaz-Granados, pronunció por videoconferencia las palabras inaugurales del acto. “Los efectos del cambio climático están condicionando la disponibilidad del agua. Las inundaciones y sequías generan pérdidas económicas considerables”, advirtió el que fuera ministro de Comercio, Industria y Turismo en el Gobierno colombiano de Juan Manuel Santos, que insistió en buscar soluciones efectivas.

América Latina y el Caribe sufren, según Díaz-Granados, una “paradoja hídrica”. La región concentra gran parte de las reservas del planeta, pero un amplio sector de la sociedad experimenta lo que denominan “estrés hídrico”, es decir, su demanda de agua supera a la cantidad de suministro disponible. Escasez en mitad de la abundancia. Muchos no tienen acceso a los recursos.

“Debemos cambiar el paradigma del modelo económico del agua”, defendió el presidente de CAF. La propuesta sobre la mesa es sustituir la economía lineal por la circular, un modelo “más sostenible”, de acuerdo con Díaz-Granados. En la economía lineal, el agua se desecha después de utilizarse sin tener en cuenta la huella ambiental y sus consecuencias; en la economía circular, el agua consumida es tratada para ser reutilizada. Con esta meta en mente, CAF espera “beneficiar a nuestra Latinoamérica” y convertirse en el banco de inversión “más verde” de la región.

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, tomó el testigo y expuso las líneas de acción con las que trabaja el Gobierno de España, pero antes dejó claro que “la necesidad de actuar ha aumentado de forma exponencial” como consecuencia de los efectos del cambio climático, que, según García Andrés, “son cada vez más pronunciados sobre la seguridad hídrica”.

En esta ecuación también ha influido la invasión rusa de Ucrania, que ha propiciado “una situación de excepcionalidad energética”. “Parecía más sencillo acometer la transición [energética] cuando los precios eran bajos, ahora vamos a estar unos años con los precios elevados”, vaticinó García Andrés. La guerra en suelo europeo ha afectado además “a los costes de los inputs que afectan a su vez a la producción de alimentos”.

Las necesidades de la administración son claras: conocimiento, innovación tecnológica y capital. “También necesitamos regulación”, añadió el secretario de Estado. De esos factores dependerá la prosperidad futura. En este sentido, España está “dispuesta a hacer de puente entre Iberoamérica y Europa”, y trabaja para “dar un impulso a la agenda entre la UE, Latinoamérica y el Caribe” durante la presidencia rotatoria de la Unión Europea, avanzó García Andrés, prevista para el último semestre de 2023.

El vicepresidente corporativo de CAF, Christian Asinelli, hizo hincapié en lo repasado por Díaz-Granados. “El 35% de la población se encuentra bajo lo que denominamos estrés hídrico. Tenemos mucha agua, pero la tenemos distribuida de manera no equitativa en la región”, trasladó. Por eso, tenemos la obligación moral de cuidar este recurso mediante “hábitos de consumo saludables”.

Los Diálogos del Agua nacieron en 2015 con la vocación de encontrar soluciones a una problemática global. “Desde entonces hemos ido evolucionando”, dijo Asinelli, quien recordó que todas las ediciones celebradas hasta la fecha han sido acogidas por Casa América.

“Debemos reconciliar al continente por las desigualdades”, dijo el gerente de Desarrollo Urbano, Agua y Economías creativas de CAF, Ángel Cárdenas. “La intención es cambiar los desechos por recursos; la economía linear por la circular”. Los retos a corto plazo son, en primer lugar, recuperarse de la pandemia y, después, mitigar los efectos del cambio climático. “La crisis climática es, para nosotros, una crisis de agua”, explicó con datos en la mano. La frecuencia de inundaciones aumentó un 80% en los últimos 20 años y las sequías son cada vez más severas y prolongadas.

En el primer panel de discusión, el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay, Rodolfo Segovia, puso de relieve el lastre que ha supuesto para las administraciones la COVID-19: “La pandemia ha golpeado parte de los recursos que teníamos asignados para obras y saneamientos. A raíz de ello también hemos hecho inversiones para salir de esta situación”. “Tenemos que trabajar sobre la base de que el agua es un derecho humano”, defendió.

Oriana Romano, la jefa del Programa de Agua de la OCDE, explicó en qué consiste el concepto de la economía circular: “Hablamos de un proyecto económico, es decir, de cómo cambiar un sistema económico. Por eso es tan complejo”.

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Pilar Cancela, clausuró el acto destacando el compromiso de España en materia de saneamiento, calidad del agua o tratamiento de aguas residuales. También en materia de cooperación con Latinoamérica. En línea con el ministro paraguayo, Cancela subrayó que el agua es “un derecho humano” y sobre esa base debe fluctuar la acción de las instituciones. Para la secretaria de Estado es también importante trabajar en la economía circular, que es ante todo “una decisión política”.

Recorrido por obras en Ushuaia

El Presidente Ejecutivo de CAF -banco de desarrollo de América Latina, Sergio Díaz-Granados, y el Vicepresidente Corporativo de Programación Estratégica, Christian Asinelli, visitaron Ushuaia, ciudad turística de Argentina, y recorrieron durante noviembre múltiples obras financiadas por el Banco, acompañados por el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y el intendente local, Walter Vuoto.

También formaron parte de las recorridas la Representante de CAF en Argentina, Patricia Alborta, el Gerente de Desarrollo Urbano, Agua y Economías Creativas del organismo, Ángel Cárdenas, y la Gerenta de Acción Climática y Biodiversidad Positiva, Alicia Montalvo, reseñó una nota de prensa de la CAF.

En primer lugar, los funcionarios del organismo analizaron junto a Vuoto el grado de avance del proyecto de remodelación del Paseo Familias Pioneras, ubicado en la costanera de la ciudad. La obra tiene como objetivo mejorar, recuperar y revitalizar gran parte del centro de Ushuaia, así como también ordenar la movilidad general, optimizar las condiciones de circulación, seguridad y accesibilidad y acondicionar la infraestructura de servicios mediante la actualización de redes (pluviales, cloacas, agua, tendido eléctrico, telefonía y fibra óptica, y alumbrado público). Además, el proyecto busca generar una mayor cantidad de espacios abiertos con equipamiento para ensanchar las esquinas, renovar los solados, colocar nuevos cestos, bancos, luminarias y revestimientos de paramentos, y unificar diseños y materiales de terminación que identifiquen estos sectores.

Luego, las autoridades del Banco recorrieron la obra de ampliación de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego junto al rector, Daniel Fernández. La iniciativa incorpora pautas de diseño bioclimático y de uso racional de los recursos energéticos, para vincular de manera armónica los nuevos edificios con la naturaleza, respetando las singularidades geográficas, ambientales y productivas de su entorno. La obra contempla la construcción de aulas, espacios comunes y de investigación que añadirán aproximadamente 2812 m2 cubiertos a la infraestructura existente.

“Junto a la República Argentina venimos trabajando desde hace varios años en un programa para ampliar la infraestructura universitaria en todo el país. La cuarta fase de la iniciativa implicó una inversión de 75 millones de dólares, que contempla la ampliación de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego. Para nosotros es un gran honor estar aquí y constatar el progreso de la obra, que pronto va a beneficiar a la comunidad educativa y a toda la ciudad”, afirmó Díaz-Granados.

A continuación, las autoridades de CAF mantuvieron una reunión con el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, quien presentó el proyecto de transición energética para la provincia. El plan consiste en obras de ampliación, equipamiento y modernización de las Centrales Térmicas en las ciudades de Ushuaia y Río Grande, que brindarán mayor confiabilidad, sostenibilidad y seguridad a las condiciones de generación de energía local. Además, los trabajos beneficiarán a un total aproximado de 165 mil personas. La iniciativa contribuirá al desarrollo económico y la productividad provincial y nacional mediante el incremento de la generación y potencia eléctrica instalada, y la reducción de los costos de abastecimiento, consumo de combustibles fósiles y emisiones de gases de efecto invernadero.

Por último, Díaz-Granados y Asinelli estuvieron presentes en la inauguración de la Sede Scholas Fin del Mundo, junto con el Director Mundial de Scholas Occurrentes, José María del Corral. En el evento, también participaron representantes argentinos de la Escuela Laudato Sí y jóvenes de la ciudad de Ushuaia, quienes luego de las palabras de apertura de las autoridades expusieron sus preocupaciones y presentaron un resumen del trabajo realizado durante la semana a través de presentaciones artísticas. El objetivo es concientizar sobre la necesidad de involucrarse en el cuidado del medio ambiente y de promover una mayor participación juvenil en la agenda de desarrollo sostenible.

CAF y la Fundación Scholas trabajan de manera conjunta, desde 2015, en la promoción de la integración de jóvenes y niños a través del deporte, el arte y la tecnología, y pretenden seguir uniendo esfuerzos para enfrentar desafíos comunes como el cambio climático, la protección de la biodiversidad y el empoderamiento comunitario.

 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS