La vida de lujo y corrupción de Oscar Aponte Landaeta, el coronel venezolano que huyó a Estados Unidos tras saquear a PDVSA Vassa

Compartir

El coronel retirado Oscar Rafael Aponte Landaeta fue detenido en marzo de 2020 por hechos de corrupción cuando era presidente de VASSA, una filial de PDVSA dedicada a la producción y distribución de lubricantes. Sin embargo, su trayectoria como funcionario público estuvo marcada por el fraude y otras irregularidades en varios estados de Venezuela.

Aponte ingresó a PDVSA en 2018 gracias al apoyo del gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez, con quien mantenía estrechos nexos desde hacía años. Antes de ser gerente de PDVSA Gas Comunal en el estado La Guaira, Aponte ocupó algunos importantes cargos en Mérida, tales como contralor del estado, jefe de la Oficina Nacional Antidrogas y del Gabinete de Seguridad y Paz.

En todos esos puestos, Aponte fue señalado de cometer irregularidades y abusos de poder. Fue destituido como contralor en 2016 por el Contralor General de la República, tras denuncias de fraude y malversación de fondos. Como secretario de seguridad, fue el responsable de controlar las violentas protestas opositoras de 2017, que dejaron decenas de muertos y heridos en Mérida.

Antes de llegar a Mérida, Aponte fue síndico procurador del municipio Barinas durante la gestión del alcalde Abundio Sánchez. Desde esa posición, habría adjudicado irregularmente terrenos municipales a familiares y amigos, según una fuente confiable.

La vida ostentosa y lujosa de Aponte contrastaba con la realidad de crisis y escasez que vive Venezuela. En su página de Facebook, compartió varias imágenes donde se le ve disfrutando de viajes, fiestas y mujeres en diferentes lugares del mundo. Una de las fotos más llamativas es una donde aparece, en el año 2009, entre dos rumberas semidesnudas en República Dominicana, según reveló el portal La Tabla en Twitter.

Lo que aún no se sabe es cómo Aponte logró salir tan rápido en libertad luego de las graves acusaciones que pesaban sobre él, por los ilícitos cometidos en PDVSA. Según se conoció recientemente, el excoronel se encontraba «de vacaciones» desde hacía ocho meses en Miami, Estados Unidos. ¿Quién lo ayudó a escapar? ¿Qué intereses se ocultan detrás de su fuga? Estas son algunas de las preguntas que quedan sin respuesta sobre este personaje que representa una muestra más de la corrupción y la impunidad que, en muchos casos, imperan en Venezuela.

La historia de cómo Óscar Aponte Landaeta, expresidente de PDVSA VASSA, pasó de ser detenido en Venezuela por hechos de corrupción a vivir cómodo en Estados Unidos


 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS