Friday, September 17, 2021


La historia de Alejandro Ceballos, el empresario venezolano cuyos negocios encienden alarmas en Estados Unidos

Alejandro Ceballos Jiménez no parece el tipo de venezolano que pasaría desapercibido. Su familia está vinculada a propiedades millonarias en…

By admin , in Internacionales , at March 2, 2021

Alejandro Ceballos Jiménez no parece el tipo de venezolano que pasaría desapercibido. Su familia está vinculada a propiedades millonarias en el sur de Florida. Importa purasangres de Kentucky, co-invierte en una mina de oro gigante y disfruta de lucrativos contratos de construcción del Gobierno venezolano.

No está en ninguna lista de sanciones, incluso cuando se encuentra entre los empresarios cuyas fortunas han crecido durante las últimas dos décadas, en tiempos de Chávez.

Ceballos y sus hermanos dirigen un gran negocio de construcción, dirigido por su principal empresa, Inversiones Alfamaq. Realiza proyectos de obras públicas y construye viviendas gubernamentales en Venezuela. Su empresa familiar de tercera generación es anterior a los gobiernos socialistas de Venezuela.

La familia Ceballos restauró el hipódromo más conocido de Venezuela, el Hipódromo La Rinconada, y participa activamente en el deporte en casa y en los Estados Unidos a través de su empresa Grupo 7C Racing Stable, activa en Florida. Uno de sus caballos, Majesto, compitió en el Derby de Kentucky en 2016, terminando en el puesto 18 de 20.

Ese mismo año Alfamaq y sus asociados, con direcciones de Miami invirtieron alrededor de $ 34 millones para adquirir una participación de aproximadamente el 10% en una empresa canadiense llamada Gold Reserve Inc. que espera desarrollar una mina de oro gigante en el estado Bolívar, a pesar de la nube de sanciones estadounidenses. La familia Ceballos se ha asociado en un casino en Panamá.

Ceballos ha evitado la atención de las administraciones de Obama y Trump, ya que sucesivamente endurecieron el control de las sanciones contra decenas de empresarios igualmente exitosos, reveló el Miami Herald.

Pero un banco de Miami consideró que el magnate y su familia eran riesgosos.

Presentó a los reguladores dos informes de actividades sospechosas, o SAR, que detallan más de $ 260 millones en transacciones desde abril de 2013 hasta enero de 2014 que fluyen entre bancos y compañías extraterritoriales que el banco cree que están controladas por el gran clan Ceballos.

McClatchy, el Miami Herald y el Nuevo Herald obtuvieron los SAR relacionados con la familia Ceballos como parte de una filtración de documentos bancarios secretos obtenidos originalmente por el medio de noticias en línea BuzzFeed News. BuzzFeed compartió los documentos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación con sede en Washington, DC, que reunió a un equipo de socios para una colaboración global de 16 meses. El proyecto se llama The FinCEN Files, en honor a la agencia, la Financial Crimes Enforcement Network, o FinCEN, que examina los SAR.

Al igual que los Papeles de Panamá en 2016, los Archivos de FinCEN muestran la vulnerabilidad del sistema financiero internacional al lavado de dinero, a menudo a través del uso de empresas fantasma extraterritoriales. Miami es un punto caliente de lavado de dinero, especialmente cuando se trata de ganancias de Venezuela.

Un SAR en sí mismo no connota nada criminal, pero puede dar lugar a investigaciones. Ni Ceballos ni miembros de su familia han sido acusados de ningún delito.

El SAR de Ceballos inicial fue presentado por la sucursal de Miami del Banco Espirito Santo de Portugal, que operaba como Brickell Bank en un rascacielos en Brickell Avenue. Más de $ 100 millones del dinero de la familia Ceballos fluyeron a través de Espírito Santo antes de que el banco fuera investigado por lavado de dinero tanto por parte de Estados Unidos como de Portugal, que finalmente lo cerró.

El SAR inicial presentado por el banco de Miami en 2013 apunta a 206 millones de dólares en transacciones de firmas vinculadas a varios miembros de la familia Ceballos que un funcionario o funcionarios de cumplimiento bancario consideraron potencialmente problemáticos.

“El SAR se presentó para documentar la sospecha del Banco sobre el origen de los fondos derivados de los pagos del gobierno venezolano; posible participación en la corrupción pública extranjera (Venezuela); uso inusual de múltiples cuentas; fondos enviados a jurisdicciones de alto riesgo y transferencias electrónicas sospechosas; documentación cuestionable o aparentemente falsa; prensa negativa sobre los propietarios [nominados y reales]; y posible asociación con personas en Venezuela bajo revisión por aparente desaparición de fondos ”, se lee en el informe.

El SAR original se modificó varias veces y se convirtió en lo que se denomina Informe de actividad sospechosa continua. Al menos hasta 2014, las actividades bancarias del clan Ceballos a través de Espirito Santo se estaban compartiendo con FinCEN.

La familia Ceballos llamó la atención de los funcionarios de cumplimiento bancario tras trabajar con PDVSA y otras entidades gubernamentales venezolanas.

El Informe de Actividades Sospechosas de Espirito Santo dijo que la familia Ceballos creó una cuenta corriente comercial en 2012, a través de una empresa fantasma con sede en el Reino Unido llamada Sarleaf Limited, “cuya estructura fue creada con fines de seguridad para proteger a la familia Ceballos de la exposición pública en Venezuela.” Enumeró como beneficiarios de la cuenta corriente no solo a Ceballos y su hermano Javier Francisco, sino también a sus hermanas, Luz Marina, Zoraida Josefina, Maura Virginia, y su madre y matriarca, Maura Betty.

Las empresas fantasma extraterritoriales pueden servir tanto para fines ilícitos como legítimos, y el banco dijo que estaba preocupado por los accionistas nominados que fueron designados para tomar decisiones sobre la empresa fantasma. Varios eran abogados suizos de Helvetic Services Group, que había sido objeto de noticias que los vinculaban con un presunto lavado de dinero por parte de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner, el dúo de marido y mujer que se turnaron para dirigir Argentina de 2003 a 2015.

El propósito aparente de la cuenta era recibir fondos del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Protección Social de Venezuela y la Misión Che Guevara , creada para desarrollar viviendas subsidiadas por el gobierno para los pobres de Venezuela. Parte del dinero también se destinó a pagar a los proveedores chinos de tubos de acero industriales y también se utilizó como vehículo de inversión, según el SAR.

La familia Ceballos vivió en Colombia durante la década de 1960, donde su padre dirigía un exitoso negocio de construcción. Cuando murió, los familiares regresaron a su Venezuela natal y Maura Betty y los niños trabajaron juntos en el mismo grupo de empresas constructoras. Uno de los hijos mayores, Nelson, se desempeñó como nuevo patriarca, y luego de su muerte fue sucedido por su hermano Alejandro, quien en el momento de los informes bancarios supervisaba la construcción y las carreras de caballos.

Los proyectos de obras públicas en Venezuela llamaron la atención de los funcionarios del banco de Miami. Las empresas Ceballos remodelaron un gran estadio deportivo cubierto en Caracas llamado Poliedro de Caracas. Otra empresa de Ceballos, Maple View Limited, constituida en Nueva Zelanda, importó productos de acero de Brasil para su uso en unidades de vivienda social subsidiadas por la Misión Che Guevara.

“Los contratos proporcionados para corroborar la actividad entrante eran cuestionables y suscitaron numerosas preocupaciones para incluir fechas faltantes, diferencias con las medidas de los edificios que se están construyendo, comentarios contradictorios dentro de los contratos, fondos entrantes … diferencias en las especificaciones de la tubería y cronogramas de pago faltantes contratos ”, señalaron los informes.

“Existe preocupación con respecto a la prensa negativa identificada para Alejandro Andrés Ceballos refiriéndose a asociaciones con el ministro del Interior venezolano, Rodolfo Sanz, y la supuesta apropiación indebida de 500 millones de dólares en fondos gubernamentales por parte de ese ministro”. “Hay más prensa sobre Alejandro Ceballos y su participación en un grupo que recibió $ 120 millones por honorarios profesionales en un contrato cuestionable con una empresa china”.

Sanz era ministro de Industria Básica y Minería cuando el entonces presidente Chávez, el 30 de abril de 2008, ordenó la nacionalización de la siderúrgica privada más grande del país, Sidor, y nombró a Sanz presidente de la recién capturada. Un año después, Chávez nacionalizó la enorme mina de oro Brisas mientras Sanz aún era ministro. Ceballos, en un blog de la empresa, desestimó las acusaciones sobre Sanz.

En 2016, Ceballos lideró a un grupo de familiares y socios comerciales para tomar una participación de aproximadamente el 10 por ciento en Gold Reserve Inc., la compañía canadiense que ha sido propietaria de derechos mineros que espera explotar algún día. La empresa había llegado a un acuerdo de expropiación mediante arbitraje internacional y regresaba a Venezuela. Los nuevos inversionistas, con domicilio en Doral, incluían proveedores de Alfamaq, la familia de la tercera esposa de Ceballos y una prominente familia venezolana que tenía vínculos previos con la mina.

“Después del anuncio del acuerdo de Liquidación y Joint Venture con Venezuela en febrero de 2016… Alejandro Ceballos se acercó a Gold Reserve para hacer una inversión en la Compañía”, dijo Doug Belanger, presidente de Gold Reserve, en un comunicado. “En mayo de 2016, la Compañía cerró una colocación privada con un grupo de inversionistas venezolanos de 8.5 millones de acciones a $ 4 por acción. Como resultado del regreso de Gold Reserve a Venezuela en 2016, reiniciamos algunos de los programas sociales que habíamos realizado entre 1992 y 2008 en el área del proyecto minero”.

Esto incluyó la remodelación de escuelas, canchas de recreación, una iglesia y un centro de salud.

“Este trabajo se completó en 2018. Con las sanciones internacionales vigentes, la empresa no ha realizado más proyectos de construcción en la comunidad local cercana al proyecto minero, pero si se levantaran las sanciones y se reanudaran los programas sociales, consideraríamos usar Alfamaq nuevamente como contratista local para este trabajo”, dijo Belanger.

El año pasado, un comité de auditoría de la legislatura venezolana comenzó a investigar una supuesta transferencia de tierras fraudulenta. Según los informes, el alcalde local de Simón Bolívar, parte del municipio de San Francisco de Yare, vendió terrenos públicos a Ceballos y otros dos empresarios con precios extravagantes. No está exactamente claro quién se benefició.

Ese resultó ser el sitio de un proyecto reciente de Ceballos de alto perfil en Venezuela que involucra viviendas públicas en San Francisco de Yare. Armando.info visitó los edificios erigidos por las empresas Ceballos a 40 millas al sur de Caracas y los encontraron sin agua potable y vacíos.

Un SAR del Banco Espirito Santo dijo que se suponía que la compañía offshore de Ceballos Sarleaf se usaría para pagar los materiales de construcción, pero señaló que aproximadamente $ 52 millones se destinaron a cuentas de otras compañías de Ceballos, incluida una cuenta que dice explícitamente que era para gastos personales de Alejandro Ceballos. Alrededor de $ 6 millones más se destinaron a cuentas pertenecientes a personas vinculadas a la familia.

“Si bien las transferencias a personas y empresas de Ceballos están en línea con el propósito de las cuentas, los montos en dólares se consideran excesivos y los fondos se transfirieron fuera de la cuenta dentro de los dos días posteriores a la recepción de grandes depósitos”, según los informes. “Además, el propósito de estas transferencias estaba indeterminado”.

Los informes también señalaron que parte del dinero para el proyecto de vivienda San Francisco de Yare parecía provenir de PDVSA, pero en realidad debería haber venido de una empresa italiana, Energy Coal, que había ganado un contrato de $ 126 millones para el proyecto. Más tarde, una investigación del gobierno venezolano descubrió que carecía de la experiencia y se subcontrató a Sarleaf, el caparazón de Londres controlado por la familia Ceballos.

En un curioso giro global, documentos separados encontrados en medio de las filtraciones muestran que Energy Coal es propiedad de Oleksandr Yanukovych, el hijo de Viktor Yanukovych, el ex presidente de Ucrania. El padre era cliente de Paul Manafort, el ahora condenado jefe de campaña durante la campaña presidencial de 2016 de Donald Trump.

Se sospecha que Viktor Yanukovych y su familia robaron millones de los fondos públicos de Ucrania utilizando una red de empresas fantasmas, incluida según un SAR, Energy Coal.

Cuando fueron contactados por el Miami Herald y los socios informantes de McClatchy, Energy Coal negó ser propiedad de Oleksandr Yanukovych.

Las capas de compañías extraterritoriales y cuentas bancarias en todo el mundo hacen que la participación de la familia Ceballos en el sur de Florida sea aún más intrigante.

Los registros de la División de Corporaciones de Florida muestran que tanto Javier Francisco como Luz Marina Ceballos aparecen como gerentes de varias empresas registradas en Florida. La dirección que aparece debajo de sus nombres en estas diferentes empresas se encuentra en el elegante barrio de Jockey Circle en Davie. Las compañías de bienes raíces en línea estiman que la casa de ocho habitaciones en 2701 Jockey Circle está valorada en más de $ 2 millones.

Los registros de propiedad muestran que la casa en la comunidad cerrada, no lejos de Gulfstream Park, donde compiten los caballos de carreras de Alejandro, fue comprada el día de Año Nuevo en 2012 por $ 1.3 millones por Urace LLC, una corporación administrada por Alejandro.

Los documentos desenterrados en los registros del condado de Broward muestran que la LLC obtuvo una hipoteca global a corto plazo en 2017 por un monto no especificado en lugar de buscar un préstamo bancario convencional. Fue un préstamo en efectivo de 1250916 Ontario Ltd.

1250916 La dirección de Ontario LTD se remonta a una mansión gigantesca en las afueras de Toronto, con una piscina cubierta, entrada de concreto con calefacción y cercas de hierro forjado. La empresa es propiedad de Alexander Garber.

Un emigrado de la ex Unión Soviética con el mismo nombre es el cofundador de una gran cadena de panaderías canadienses llamada Fiera Foods. Una mujer que contestó el teléfono al número 1250916 Ontario Ltd. y se identificó con un acento marcado como Anna Garber, el mismo nombre que la esposa del cofundador de Fiera Foods, refirió las llamadas a su abogado. David Gelbloom, que es el consejero general de Fiera Foods, no quiso discutir si el mismo Alex Garber era dueño de Ontario LTD y Fiera.

Los registros judiciales de EE. UU. En los que 1250916 Ontario Ltd.fue un demandante muestran que prestó casi $ 5 millones a prestatarios del sur de la Florida, incluido Alejandro’s LLC, entre 2016 y 2018. Los préstamos fueron los llamados préstamos en efectivo, caracterizados por tasas de interés más altas para corto plazo, prestatarios a plazo que buscan evitar la documentación más rigurosa requerida por bancos como el que había marcado las transacciones de Ceballos, la hipoteca se canceló en abril de 2020. La fecha de vencimiento había sido mayo de 2019.

La casa de Florida es modesta en comparación con la mansión de cuatro pisos de los Ceballos en el lujoso barrio Alto Hatillo de Caracas. Cuando Gold Reserve firmó su acuerdo de conciliación con el gobierno venezolano, Alejandro Ceballos realizó una celebración en la mansión, dijo un ex empleado de su socio reportero Armando.Info.

El hijo de Alejandro, Jesús, es un nombre familiar en Venezuela y entre los expatriados en la diáspora como parte del grupo de reggaetón Jesús y Yorky. Sus vibrantes videos de baile se graban en mansiones y yates.

Yorky Tovar y Jesús Ceballos

 

 

El imperio Ceballos se superpone con otra figura intrigante en el turbio mundo de las finanzas latinoamericanas, Diego Marynberg. Los medios de comunicación colombianos informan que está bajo investigación del Departamento de Justicia por presuntamente ayudar a ocultar millones.

Los registros de la corporación británica muestran que la cáscara de Ceballos Sarleaf cambió su nombre a Steeleaf International Limited en 2015. Al año siguiente, Steeleaf depositó $ 15 millones en el Banco del Orinoco en Curazao.

La mayor parte de ese depósito provino de la venta de bonos del gobierno venezolano a través del empresario argentino-israelí Marynberg y su empresa Mercantil Valores Agente de Valores.

En 2018, la policía argentina también citó ese depósito en su investigación sobre los Kirchner. Poco después, Curazao retiró la licencia bancaria del Banco del Orinoco, alegando que había falsificado documentos y violado las leyes contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Entre las violaciones que documentó se encuentran el procesamiento de transacciones sospechosas por parte de Sarleaf / Steeleaf, Mercantil Valores y otras entidades de Marynberg.

Historia familiar

El jefe del Clan familiar Ceballos Nacido el 28 de Febrero de 1958 un «prominente empresario » venezolano con inversiones en el área de la construcción y es presidente del Grupo 7C, unas de las grandes empresas del ramo y cuya bandera es Alfamaq, en la cual se unificaron 11 iniciativas empresariales para acometer obras de envergadura en Venezuela, aunque otros piensen lo contrario.

Estudió primaria en el Colegio La Salle de La Colina, en Caracas, el bachillerato lo completó entre el liceo San Luis de El Cafetal y lo concluye en el Instituto Nueva Esparta. Realizó estudios de Economía entre la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad de Carabobo.

Cursó estudios de Economía (entre la UCAB y La UC) y actualmente preside la corporación Alfamaq, en la cual se fusionaron un conjunto de empresas con actividades relacionadas a la construcción y que forma parte del Grupo 7C. Supo invertir su peculio dentro y fuera de Venezuela. Tiene siete hijos: Luz Marina (abogada), Alejandro Andrés (administrador), Francisco (sacerdote católico), Nelson Ceballos (administrador), Paola (odontóloga), Mauro (estudiante universitario) y Jesús (estudiante universitario y cantante).

Es nieto de un llanero propietario de grandes hatos y comercios, además de garajes y estaciones de servicios, a lo que se sumaba un rebaño de seis cabezas de ganado.

Su padre, el ingeniero civil Alejandro Ceballos heredó las riendas de los negocios del abuelo y, sin embargo, su principal legado familiar lo alcanzó al hacerse merecedor, en 1956, del premio al mejor orador de América Latina, organizado en Bogotá. Esta impronta ha marcado a la generación que hoy representa el empresario Alejandro Jesús Ceballos Jiménez.

Se cree que su hermano fue asesinado por rencillas con dirigentes del partido PPT, que habían logrado su ascenso en negocios de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). Su padre igualmente destacó en la política como dirigente de AD y despues en 1958, días después de la caída de Marcos Pérez Jiménez, regresó del exilio en Colombia y fue designado presidente del Plan de Emergencia del almirante Wolfang Larrazábal con el apoyo de Rómulo Betancourt.

Entre las muchas obras desarrolladas por Alfamaq destaca la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales “La Mariposa”, ubicada en Valencia, estado Carabobo. Esta es una obra de carácter ambiental cuya magnitud la posiciona como una de las más grandes de Latinoamérica. Inversiones Alfamaq también afrontó el desafío de la adecuación integral de una de las joyas arquitectónicas más emblemáticas de Venezuela: el Hipódromo La Rinconada, que al parecer negociaba para que le fuera otorgado en concesión. En Los Valles del Tuy, una sub región del estado Miranda, Alfamaq construyó a finales de 2015 el Complejo Urbanístico Colinas de San Francisco de Yare, el cual cuenta con 1.540 viviendas multifamiliares para la clase media. Una de tantas obras asignadas por el gobierno de Nicolás Maduro.

Alfamaq adelantaba la construcción del Sistema Teleférico Waraira Repano – Macuto, mediante el cual se uniría a Caracas con el estado Vargas atravesando la cordillera montañosa. Este medio de transporte movilizaría más de 400 personas por hora aproximadamente, desde la capital de Venezuela hasta el estado Vargas. Sin embargo la obra está paralizada. Con este proyecto se impulsaría significativamente el turismo, gracias a una conexión entre la montaña, playa y la ciudad en un novedoso sistema de transporte que trasladaría a los visitantes a un espectacular viaje de vistas extraordinarias.

Pero no pudieron hacerse con la culminación del proyecto, como sí lo hicieron con unos ejidos de Nueva Barcelona, en la zona Oriente de Venezuela. El sistema estaría conformado por cuatro estaciones: Waraira Repano (terminal), San José de Galipán, La Hacienda y El Cojo (terminal), con un tiempo de recorrido de 45 minutos en cabinas de última generación que garantizaría no solo la calidad del servicio sino un largo período de vida útil al sistema. Desarrollo Internacional de Alfamaq Internacionalmente Alfamaq también ha logrado importantes desarrollos en la construcción. Tal es el caso del conjunto residencial Costa Esmeralda, que se encuentra ubicado a solo cuatro minutos del Aeropuerto Internacional de Tocumen y a 11 minutos del centro financiero de la ciudad de Panamá. Colinda con una zona de vegetación protegida y el Corredor Vial Sur. En Panamá y frente a la indiferencia del Gobierno panameño, el clan ha tenido un pequeño casino.

Igualmente en Panamá el clan construyó el conjunto residencial Altamira Gardens, que cuenta con 9 edificios de 5 pisos. Se encuentra en la avenida Centenario, al lado del estadio Rod Carew, en la ciudad de Panamá. Alejandro Ceballos igualmente preside la compañía Ferretería Alfamaq, la cual es independiente, aunque con los mismos socios. Es proveedora de materiales para la construcción. Se ubica en la Zona Industrial de Barquisimeto y atiende principalmente al occidente de Venezuela.

Asimismo es presidente de Sarlef Limited Company, con sede en Londres, Inglaterra, una corporación que ha importado materiales de construcción para asociaciones estratégicas con empresas chinas y brasileñas.

Con sede en España, Ceballos de igual manera es presidente de Wodson Internacional, la cual abastece equipamiento para edificaciones como puertas, pocetas, etcétera. Urama y el Grupo 7c Racing Stable Ceballos es presidente de la empresa Agropecuaria Aruma, propietaria del Haras Urama, anclado en el estado Yaracuy, iniciativa con la que tiene trazada la meta de mejorar la raza equina de Venezuela y colocarla a la vanguardia mundial en la producción de yearlings, para lo cual dispone de una important flota de purasangres en los circuitos de Estados Unidos, a los cuales, una vez que son retirados de las pistas, trae al Urama para que sirvan como padrillos y coadyuven en este propósito. Enlazado con esta meta, Ceballos estableció en el estado de la Florida, en Estados Unidos, el Stud “Grupo 7C Racing Stable”, que se ha dedicado a la compra de ejemplares con pedigrí destacados para hacer campaña en los Estados Unidos y posteriormente ser llevados a Venezuela para cumplir función reproductora en el haras Urama, plantel en el cual se han hecho grandes inversiones con el objetivo de criar en Venezuela con los estándares de los mejores haras de Kentucky.

El “Grupo 7C Racing Stable” y su brazo de cría en Venezuela (Haras Urama) ha profesionalizado la escogencia, adquisición y cruce de caballos purasangre de carreras, lo que ha causado un impacto positivo para la hípica nacional, debido a que sus aportes han ido mejorando la calidad de pedigrí de los corredores venezolanos con influencia directa de los mejores sementales del mundo.

Actualmente el Stud “Grupo 7C” está metido entre las 10 mejores divisas de Gulfstream Park, en pleno meeting de invierno, donde bajan a la Florida los mejores caballos y profesionales en busca de los jugosos premios de esta temporada y del clima floridano. En la tabla de propietarios de Gulfstream Park el “Grupo 7C” está séptimo por producción de dinero y décimo por carreras ganadas con cinco victorias y 333.260 dólares en ganancias, por encima de divisas importantes a escala mundial como el “Godolphin” (en ambos renglones) o el Shadwell (en carreras ganadas), studs de los poderosos jeques árabes Sheik Mohhamed Bin Rashid Al Maktoum y su hermano el Sheik Hamdan Bin Rashid Al Maktoum, quienes invierten millones de dólares en caballos en todo el mundo.

Alejandro y Javier Ceballos poseen una muy grande riqueza, en Estados Unidos con numerosos bienes inmobiliarios de cuantía, mientras que en Venezuela, donde algunos cuestionan el surgimiento de esa inconmensurable riqueza, en la urbanización Las Villas de Lechería poseen 12 parcelas y unas tres casas.

El 18 de febrero de 2008 Nelson Ceballos, hermano de Alejandro Ceballos, falleció en un accidente de avión cuando volaba a Puerto Ordaz. Ese día se realizaría en esa ciudad la toma de posesión del entonces nuevo ministro de Industrias Básicas, Rodolfo Sanz. Desde entonces, el menor de los dos hermanos se encargó del consorcio fundado junto a la madre de ambos hace más de 30 años, que está registrado en Florida con el nombre Grupo 7C Racing Stable, Corp.

Alfamaq, fue la encargada en 2012 de reconstruir el Poliedro de Caracas, con una inversión de Bs 335 millones. Además, estaba proyectado que edificara el estadio principal para los juegos panamericanos 2019, en caso de que Ciudad Bolívar ganara la sede, lo cual no ocurrió.

La madre de Alejandro Ceballos Jiménez, Maura de Ceballos, fue quien junto a sus seis hijos fundó la Corporación Grupo 7C, llamada así porque en su momento fue integrada por 7 Ceballos y cuyo rubro principal es la construcción.

Alfamaq es la constructora que más ha hecho edificaciones escolares en Venezuela, comenzando desde la época de Luis Herrera Campins, cuando el Ministro de Educación era Fernández Heres; luego durante el gobierno de Jaime Lusinchi, con Martín Guédez a la cabeza del Ministerio de Infraestructura y como parte del programa llamado Plan de Empleo, construyeron la Escuela de la Policía Metropolitana. En ese mismo período comienzan las grandes construcciones en el este de Caracas, en el extinto municipio Sucre, haciendo escuelas, vialidades, complejos deportivos, embaulamientos de quebradas, con el Gobernador de Miranda Edmundo Sánchez Verdú, así como también ejecutaron obras bajo el mandato regional de Enrique Mendoza.

Pasaron luego por la elaboración de siete planteles educativos en el Segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, otras de sus obras emblemáticas es la recuperación de la interestatal Troncal 9. Trabajaron en la reconstrucción de Barlovento y del estado Vargas, luego de Fuertes vaguadas.

Internacionalmente hicieron alianzas con el Consorcio Galpe, que le permitieron las construcciones de las urbanizaciones Costa Esmeralda y Altamira Gardens en Panamá.

Acapulco venezolano

La Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional de Venezuela anunció en 2019 que inició investigaciones por presuntos hechos de corrupción al llamado Acapulco Venezolano. En ese sentido, el parlamentario Richard Arteaga, miembro de la Delegación permanente, explicó que la estructura de presunta corrupción es entre funcionarios públicos del estado Anzoátegui y empresarios con vinculaciones al gobierno nacional.

Asimismo, el diputado Arteaga informó entonces que consignó ante la Comisión de Contraloría, destaca la creación de una empresa municipal en el año 2014, por parte de la autoridades de la Alcaldía de Simón Bolívar, denominada KAMACUTO C.A, “donde aparecen como directores Zelin Avendaño y Luis Medrano, quienes les cedían terrenos, que pertenecen al ejido municipal, a otras empresas privadas y que a su vez, éstas, vendían a un precio que oscila los 250 mil dólares (USD 250.000$), retornando al erario público solo los aranceles, establecidos por la misma Alcaldía. Estamos hablando qué pasa de un diez mil por ciento (10.000%) de sobreprecio”.

Detalló que estos hechos ocurrieron en la gestión del exalcalde Guillermo Martínez, con la presunta complicidad de los empresarios Alejandro Ceballos, Carlos Kauffman y Franklin Durán. Es importante resaltar que ya sobre el mencionado Alejandro Ceballos existen denuncias previas ligadas con el exministro Rodolfo Sanz por supuesta estafa a la nación por más de 500 millones de dólares (USD 500.000.000$).

Comments


Leave a Reply


Your email address will not be published. Required fields are marked *