Colapso del Silicon Valley Bank provoca caos financiero en el mercado norteamericano mientras las acciones se hunden y los clientes temen por sus ahorros

Compartir

El terremoto generado en Wall Street por el colapso bursátil del Silicon Valley Bank (SVB) ha cristalizado en la tarde del viernes 10 de marzo con la intervención de la entidad por parte del FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation), equivalente al fondo de garantía de depósitos en España.

El banco, uno de las grandes prestamistas para empresas del sector tecnológico estadounidense, anunció fuertes pérdidas, en torno a los 2.000 millones de dólares, como consecuencia de la necesidad de vender activos de forma precipitada para satisfacer las retiradas de depósitos ordenadas por sus clientes, reveló El Confidencial.

SVB ha sufrido una tormenta perfecta derivada de la subida de tipos de interés. El endurecimiento de la política monetaria por parte de la Reserva Federal para combatir la inflación hizo que sus clientes retiraran depósitos con una mayor rapidez de lo esperado y, a su vez, cuando la entidad fue a vender activos de renta fija para hacer frente a esas órdenes, se encontró con que su valoración se había reducido, también por culpa de las subidas de tipos.

El cóctel hizo que la entidad se desplomara un 60,41% el jueves 9 de marzo en bolsa y otro 68% en la preapertura, lo que llevó al SEC (Securities and Exchange Commission) a congelar su cotización. El banco anunció que necesitaba captar aún más dinero y lanzó una ampliación de capital de unos 1.750 millones de dólares a través de una oferta de acciones ordinarias y preferentes, que finalmente resultó fallida.

Mientras tanto, todas estas noticias alimentaban otra oleada de retiradas de depósitos por parte de clientes, temerosos de perder su dinero, convirtiendo la caída de SVB en un caso de manual de corrida bancaria. Founders Fund, el fondo de capital riesgo del inversor Peter Thiel -cofundador de PayPal con Elon Musk- había recomendado a aquellas compañías en las que participa que son clientes del banco que retirasen su dinero por precaución.

El fracaso del intento de captar capital adicional para mantener el banco a flote ha provocado la intervención pública. SVB cuenta con 209.000 millones de dólares en activos (196.000 millones de euros al cambio). Se trata de la segunda mayor quiebra bancaria de la historia de EEUU, después de la de Washington Mutual en 2008.

El anuncio de las pérdidas de Silicon Valley Bank fue una losa para todo el sector financiero de Wall Street. ¿El motivo? El temor a un efecto contagio, que provocó fuertes pérdidas en todos los indicadores, especialmente en los bancarios. El índice Dow Jones, que fue el que mejor se comportó el jueves 9 de marzo, sufrió una caída del 1,66% mientras que el S&P 500 se dejó un 1,85% y el Nasdaq un 2,05%. Descensos que se viven este viernes, aunque ligeramente por debajo del punto porcentual.

Los grandes damnificados el jueves 9 de marzo fueron los bancos y el sector tecnológico. Las entidades financieras sufrieron su peor sesión desde el pasado 20 de junio tras ceder más de un 4%, por lo que la hoja de ruta de la Fed podría no ser tan beneficiosa para sus intereses. Así, gigantes como Bank of America se dejaron un 6,2%, JP Morgan cayó un 5,41%, Citigroup retrocedió un 4,1% y Goldman Sachs cedió un 2,06%. De hecho, la apertura de este viernes también ha sido bajista, puesto que ceden en torno a un 3% y 4%.

Juan José Fernández-Figares, director de Análisis de Link Securities, llama a la cautela, puesto que «aunque no vemos riesgo de contagio, al ser este banco muy poco representativo, ayer los inversores parece que optaron por ver el vaso casi vacío y decidieron castigar al sector».

Las caídas generalizadas de las bolsas hicieron que muchos inversores optaran por liquidar o reducir sus posiciones en renta variable y se refugiaran en la renta fija. El ejemplo más claro se produjo en el bono a diez años, ya que su rentabilidad -que se comporta de manera inversa al precio- cayó con fuerza, desde el 4% hasta el 3,82%, mínimos de mediados del mes de febrero. / Más en El Confidencial


 

Economista venezolano Jesús Casique realiza colecta para la compra de insumos y medicamentos tras sufrir ACV



COMMENTS