Thursday, June 30, 2022


Aseguran que casos como el de las donaciones ilegales de campaña del venezolano Julio Herrera Velutini y otros escándalos de corrupción pudieran desalentar nuevas inversiones en Puerto Rico

El arresto de varios alcaldes, la investigación de posibles donativos ilegales a las campañas políticas, así como las irregularidades y…

By admin , in Internacionales , at May 21, 2022

El arresto de varios alcaldes, la investigación de posibles donativos ilegales a las campañas políticas, así como las irregularidades y presuntos esquemas de fraude o lavado de dinero en instituciones financieras, laceran la imagen de Puerto Rico y podrían afectar la llegada de nuevo capital a la Isla, según varios entrevistados.

El economista Adrián Alós, indicó que le preocupa el posible arresto de la exgobernadora Wanda Vázquez Garced, la probabilidad de violaciones a las leyes electorales por parte de Julio Herrera Velutini, presidente de la Junta de Directores de Bancrédito International Bank & Trust Corporation, y la posibilidad del cese y desista de operaciones de esta institución por transacciones sospechosas que pudiesen involucrar lavado de dinero, reveló Brenda A. Vázquez Colón en EL VOCERO.

“Todo esto es muy negativo, le da muy mala reputación a Puerto Rico. Se habla de regulaciones federales y falta de transparencia, se sigue dando una connotación negativa y afecta el hacer negocios en la Isla en momentos en que se está tratando de traer inversión”, señaló.

Para Alós, que se mencionen personas relacionadas con la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) —dentro de lo que se investiga a nivel federal— va en detrimento de la imagen de Puerto Rico y se podría cuestionar la seriedad del País al momento de realizar nuevos negocios.

“Una investigación en el ente regulador va a espantar a algunos posibles inversionistas. Aunque esta situación no vaya a cambiar sustancialmente el panorama de inversión, si hará más difícil atraerla. Ahora, cuando se reestructura la deuda… se daña la marca a nivel internacional”, afirmó.

Las situaciones de fraude, según el economista, podrían afectar las oportunidades que han surgido en medio de la pandemia de covid-19 y la distribución de fondos federales.

“Hay una reorganización de capital a nivel mundial para mover las líneas de producción a Estados Unidos y hay que dar la mejor cara. Ahora no es solo la corrupción de personas… involucran transacciones y regulaciones. Esperemos que no sea el comienzo de peores noticias e irregularidades”, apuntó.

Añadió que las investigaciones pueden desembocar en problemas para solicitar fondos federales, “ya que la corrupción está presente en múltiples niveles”, afirmó.

Sin embargo, para el economista Antonio Fernós, la situación hace ver que la OCIF ha estado haciendo su trabajo de fiscalización. “Yo creo que OCIF investiga, toma acciones concretas y ¡qué bueno! Malo fuese que no lo hubieran hecho. Que esta sea la primera de muchas investigaciones. Puerto Rico tiene la normativa aplicable para investigar. Entiendo que esto es una acción a favor, porque la tragedia sería que no se hiciera nada… porque eso sí desalienta la inversión”, declaró.

No obstante, Alós considera que aunque la investigación es positiva, queda la imagen de posibles delitos a nivel internacional. “Es positivo que la entidad, OCIF, esté haciendo su trabajo, pero desde el punto de vista externo, es otro posible caso de corrupción”, agregó Alós.

El desafío de OCIF, a juicio de Fernós, es que no cuenta con el personal necesario para llevar a cabo más investigaciones.

“OCIF no tiene la cantidad de investigadores con la pericia necesaria. Se beneficiaría de que le dieran los recursos necesarios de reclutamiento y adiestramiento para llevar a cabo sus funciones”, añadió Fernós.

Según se indicó, esta oficina solo tiene 18 examinadores para fiscalizar 80 bancos extranjeros y tres bancos de Puerto Rico.

Manuel Cidre, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), sostuvo que la corrupción y las investigaciones federales crean publicidad negativa fuera de Puerto Rico, por lo que condena cualquier acto de esta naturaleza.

“Puerto Rico ofrece un clima de negocios único, con una oferta de valor para múltiples sectores económicos. Puerto Rico es un lugar de oportunidades, de gente talentosa y comprometida, que unido a nuestra localización, nos posiciona como un destino competitivo y atractivo para hacer negocios. Puerto Rico tiene el mejor momento para posicionarse como jurisdicción de clase mundial para hacer negocios”, apuntó el funcionario.

Según Zoimé Álvarez, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR), las regulaciones de los bancos del País y los extranjeros son diferentes.

“La OCIF ha ido incorporando los principios generales de salud y seguridad financiera a través de los exámenes periódicos que se practican a estas entidades. No obstante, en términos generales, las entidades financieras internacionales (EFI y EBI) no se encuentran sujetas a los mismos estándares ni a la rigurosidad fiscalizadora a la que se encuentran los bancos comerciales”, puntualizó.

La ejecutiva explicó que las entidades financieras internacionales fueron concebidas para realizar su operación en mercados fuera de Puerto Rico, por lo que cuentan con estructuras y marco regulatorio diferente, en comparación a la banca comercial.

Álvarez defendió la banca de la Isla, por regirse bajo los mismos estándares del sistema federal bancario.

“Puerto Rico cuenta con una industria bancaria comercial madura, sólida, de operación transparente y altamente regulada. Nuestra banca es una federada y se rige por las leyes y regulaciones aplicables en el ámbito federal, además del estatal”, detalló.

Álvarez aclaró que los bancos comerciales son supervisados y examinados, tanto por la OCIF —que es el ente reglamentador de la Isla— como por una o más agencias supervisoras bancarias federales, según sea aplicable.

A nivel federal, las agencias reglamentarias principales son: Federal Deposit Insurance Corportion (FDIC), el Federal Reserve Board (FED), Office of the Comptroller of the Currency (OCC), Consumer Financial Protection Bureau (CFPB), y el Departamento del Tesoro Federal.

“Nuestro sistema financiero está hecho para evitar situaciones de oscuridad en las transacciones. Esa es la importancia de tener y defender una reputación positiva, fiscal y de jurisdicción, y de la labor que realiza la OCIF a nivel local para garantizar que nuestra industria se mantenga siendo íntegra y de transparencia. Sin embargo, a pesar de estar altamente regulados, no estamos exentos de poder evitar absolutamente algún tipo de manejo inadecuado por proveedores de servicios financieros”, aseveró Álvarez.

Comments


Leave a Reply


Your email address will not be published.