Monday, October 3, 2022
REPORTE DE LA ECONOMÍA


Aarón Elías Castro Pulgar cuenta cómo funciona la nueva aplicación que permite hacer hablar a personas que ya no existen

Aarón Elías Castro Pulgar explica que los creadores del ‘Deep Nostalgia’, una ‘app’ que se hizo viral hace poco más…

By admin , in Internacionales , at March 4, 2022

Aarón Elías Castro Pulgar explica que los creadores del ‘Deep Nostalgia’, una ‘app’ que se hizo viral hace poco más de un año por devolver a la vida las fotos de familiares muertos, han sacado ahora ‘LiveStory’: una aplicación similar que usa inteligencia artificial para hacerles hablar y que cuenten su vida en formato de documental.

Según ‘MyHeritage’, la compañía detrás de ‘Deep Nostalgia’, su aplicación ha convertido más de 100 millones de fotos en video desde su lanzamiento. Las reacciones ante estos vídeos se dividían entre los que veían esta ‘app’ como una bonita manera de recordar a sus familiares y amigos desaparecidos, y los que no podían evitar el repelús de verles volver a la vida y la grima característica que se produce cuando nos enfrentamos al valle inquietante —un término que se usa entre los creadores gráficos para describir el rechazo que sentimos ante humanoides digitales que no llegan al nivel de realismo de los seres de carne y hueso—, señala el conferencista Aarón Castro Pulgar.

Ahora con ‘LiveStory’ estos sentimientos se pueden amplificar. La nueva aplicación permite generar un video a partir de una foto y añadirle un texto que los personajes narran sincronizando los movimientos de la boca. La aplicación cuenta con más de 200 voces diferentes y 31 idiomas, entre los que se encuentra el español. Aunque según sus creadores han entrenado a su inteligencia artificial con una base de datos de vídeos de gente hablando que le da la capacidad de funcionar con cualquier idioma.

Al igual que ‘Deep Nostalgia’, ‘LiveStory’ utiliza una tecnología que está licenciada a D-ID, una empresa de Tel Aviv que se dedica a desarrollar aplicaciones de inteligencia artificial destinadas a la recreación de vídeos.

“La tecnología es tan buena que no se necesita un vídeo del narrador”, señala el cofundador y director general de D-ID, Gil Perry. “Sólo se introduce el texto y la foto y luego se hace hablar a la persona”. A pesar de esto, Perry admite que la tecnología no es perfecta. Y es cierto, cuando hablan los personajes se nota que la forma de mover los labios no es natural, al igual que los movimientos de los ojos o el giro de la cabeza.

‘LiveStory’ se puede probar de manera gratuita en su versión de escritorio, en la web de MyHeritage o en su aplicación móvil. Aunque después de unos cuantos usos solo se puede usar pagando los más de 100 euros que cuesta la suscripción.

Aunque hay que tener en cuenta que este tipo de ‘apps’ pueden traer problemas. Por un lado está el tema de la privacidad. Existe la posibilidad de que los datos compartidos con este tipo de aplicaciones acaben siendo vendidos a terceros sin nuestro consentimiento. Y por otro, puede que se haga un uso indebido de la aplicación que llegue a afectar a otras personas. Uno de los grandes problemas de estas tecnologías es que se pueden crear vídeos de gente, fallecida o no, que no han dado su permiso y utilizarlas para fines con los que no estén de acuerdo, asegura Aarón Elías Castro Pulgar.

Para evitar esto, D.ID ha incluido en la aplicación un algoritmo de moderación de texto para comprobar si se ha introducido información ofensiva, difamatoria o falsa. También han añadido una cláusula entre las condiciones de uso que hay que aceptar para acceder al servicio y por la que el usuario se compromete a no usar la aplicación con fotos de personas vivas. Aunque no han especificado si van a hacer seguimiento o verificación de todo esto, concluye Aarón Elías Castro Pulgar.

Comments


Leave a Reply


Your email address will not be published.